Honduras procesa por lavado de activos a Juan Ramón Matta Waldurraga extraditado por Colombia

0
555

Tegucigalpa.- Un juzgado de Honduras dictó auto de formal procesamiento y prisión preventiva contra el hondureño Juan Ramón Matta Waldurraga, que fue extraditado la semana pasada desde Colombia, por lavado de activos en el país centroamericano, informó este jueves una fuente judicial.

La Corte Suprema de Justicia de Honduras informó de la resolución del Juzgado de Letras con Jurisdicción Nacional para conocer el caso tras celebrar la audiencia inicial contra Matta Waldurraga, que también tiene la nacionalidad colombiana.

El acusado, conocido también como «Monchito», seguirá en las celdas de un batallón militar, en las afueras de Tegucigalpa, la capital de Honduras, según la resolución.

 Matta Waldurraga es hijo del hondureño Juan Ramón Matta Ballesteros, quien fue capturado en Tegucigalpa en abril de 1988 por miembros de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés) y fue llevado a ese país, donde en enero de 1990 fue condenado a cadena perpetua.

El hondureño retornó el 7 de octubre a su país, procedente de Colombia, donde estaba preso desde diciembre de 2019 luego de confirmar que tenía una «alerta roja» de Interpol, según la Policía Nacional.

Las autoridades de Honduras solicitaron en enero de 2020 a Colombia la extradición de Matta Waldurraga, quien viajó a ese país tras cumplir dos años de prisión en EE.UU. por cargos de narcotráfico.

El 7 de diciembre de 2017, Matta Waldurraga presentó su declaración de culpabilidad ante una corte de Nueva York y se declaró culpable del delito de conspiración para el tráfico de drogas en Estados Unidos.

Además de admitir su culpabilidad, el hondureño acordó con el juez Kiyo Matsumoto, que llevó su caso, entregar 1,7 millones de dólares.

Varios inmuebles de Matta Ballesteros, registrados a nombre de sus hijos, fueron asegurados en agosto de 2014 por las autoridades hondureñas, porque habrían sido adquiridos mediante acciones ilícitas, los cuales fueron devueltos en agosto de 2018. EFE