Honduras inicia validación de plan para una política de género de café

0
156
Fotografía sin fecha cedida por Rikolto que muestra a Orietta Pinto, presidenta del capítulo hondureño de AMUCAFE, mientras recoge granos de café en un cultivo en Tegucigalpa (Honduras). Honduras ha iniciado la validación del plan para ejecutar la Política de Género del Café, aprobada en 2021 con apoyo de la organización internacional Rikolto, cuya misión es visibilizar la labor de las mujeres y acabar con las desigualdades de género dentro del mundo de la caficultura. EFE

Tegucigalpa.- Honduras inició la validación del plan para ejecutar la Política de Género del Café, aprobada en 2021 con apoyo de la organización internacional Rikolto, cuya misión es visibilizar la labor de las mujeres y acabar con las desigualdades de género dentro del mundo de la caficultura.

La idea surgió de la revisión del estudio «Alianza para la Equidad de Género», cuyos resultados fueron presentados en diciembre de 2018 por el Instituto de Calidad del Café en la Plataforma Global del Café, en el que el sector cafetalero hondureño solicitó apoyo para impulsar la Política de Género.

La Política de Género del Café en Honduras contribuirá a «reducir la brecha entre mujeres y hombres», dijo este jueves a Efe el coordinador de proyectos de Rikolto, Napoleón Molina.

PRIMER PAÍS CON UNA POLÍTICA DE GÉNERO

El Consejo Nacional del Café (Conacafé), Rikolto y la organización Solidaridad firmaron en 2019 un convenio de cooperación para apoyar la formulación de esta política, la primera de su tipo en el país, que cuenta con un abordaje integral y amplio en materia de género y juventud.

De esta manera, Honduras se convirtió en 2021 en el primer país productor de café en aprobar una política de género, y en enero de este año comenzó el proceso de validación del plan de implementación con organizaciones cafetaleras y cooperantes.

La Política de Género define líneas estratégicas a través de las cuales se busca «promover condiciones sociales e institucionales que garanticen y fomenten la equidad de género como un principio y una práctica en el sector cafetalero», explicó Molina.

La formulación de la política de género y su plan de ejecución es liderada por el Conacafe con apoyo técnico y financiero de Rikolto y Solidaridad, y la participación activa de Alianza de Mujeres en Café (Amucafe).

Molina destacó que la política de género en Honduras ayudará también a «mejorar las condiciones de vida de las mujeres, las familias y las comunidades», y significa un «paso importante» para la inclusión de la mujer en el sector cafetalero.

EMPODERAR A LAS MUJERES

El plan nacional de la política de género 2022-2024 priorizará la financiación para sistemas productivos y tecnología; oportunidades de emprendimientos para jóvenes y mujeres; el desarrollo de alianzas público-privadas para la promoción de igualdad y equidad de género, y el fortalecimiento del liderazgo de las mujeres y juventud en el sector cafetalero.

La presidenta del capítulo hondureño de la Alianza Internacional de Mujeres en el Café (Amucafe), Orietta Pinto, confía en que la nueva política de género reduzca las brechas entre hombres y mujeres que trabajan en la caficultura, y aumente la inclusividad de la mujer en el sector.

Pinto señaló a Efe que la política de género beneficiará a unas 75.000 productoras de café en Honduras, donde solo 20.000 mujeres son dueñas de la tierra y representan el 20 % de la mano de obra en la actividad cafetalera.

«La mujer que trabaje al lado de su marido, aunque ella no posea el título de tierra, también será favorecida con acceso a créditos o con capacitación en prácticas técnicas de cultivos», explicó.

La puesta en marcha de la Política de Género del sector café tendrá un impacto «gradual» en las productoras y permitirá «visibilizar» el rol de la mujer en la caficultura, indicó la presidenta de Amucafe.

«Todas estamos muy emocionadas, vamos a comenzar a ver cambios, no los vamos a ver de la noche a la mañana, será paso a paso, al inicio será mucho trabajo, pero los frutos se van a ver más adelante», subrayó.

Pinto, madre de dos hijas, dijo que espera que la nueva política de género contribuya a «abrir puertas» a las mujeres y propicie un ambiente «más equitativo» para que la mujer «tenga más oportunidades» en la caficultura.

La mujer hondureña tiene un importante rol en la producción del café, especialmente durante la época de acopio y selección de granos, actividad en la que participan alrededor de 24.858 mujeres.

El café representa para Honduras el mayor exportador del grano de Centroamérica, el 3,27 % del producto interno bruto (PIB) y un 31,69 % del PIB agrícola, según cifras oficiales. EFE