El Ministro de Seguridad encabeza las operaciones en mercados capitalinos y asegura que hay una baja en el delito de extorsión

0
369

Tegucigalpa.– El ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, encabezó este sábado las operaciones de la Policía Nacional en el marco de la temporada navideña en los mercados capitalinos.

“Dándole todo nuestro apoyo a la población que necesita protección, necesita ejercitar todas estas actividades de la vida diaria”, dijo el ministro de Seguridad.

Comentó que su presencia en los mercados es dialogar con los locatarios y clientes para manifestarle el aporte que da la Policía Nacional en la seguridad ciudadana.

Sabillón expresó que la estrategia policial es una modalidad que va rediseñándose porque hay desplazamiento de los criminales y necesita pasar a otros niveles investigativos.

Destacó que las estrategias contra la extorsión han provocado un “efecto cucaracha” que causa que los criminales busque otros refugios, lugares y probables víctimas.

El funcionario manifestó que la medida de estado de excepción ha generado que alcaldes, juntas de agua y patronatos pidan que se extienda a otros lugares.

Destacó que la implementación de esta estrategia ha generado un desplazamiento de criminales de los lugares con estado de excepción.

“Ha una política fuerte de ir al terreno e ir ‘in situ’ para conocer la realidad y hacer otros planteamientos para ver que es lo que necesita el policía en la calle”, indicó.

Consultado sobre su estadía en su cargo, Sabillón respondió que permanecerá como ministro de Seguridad hasta que “Dios lo permita”.

Aunque enfatizó que, si la presidenta Xiomara Castro decide destituirlo de su cargo, él aseguró que cumplirá esa decisión argumentando que es un hombre de disciplina.

Sobre la designación del presupuesto para la Policía Nacional, señaló que con los fondos para el presente año se orientó a pagar deudas atrasadas con el fin de sanear la administración.

No obstante, puntualizó que la pretensión para el 2023 es una mayor demanda del presupuesto porque se requiere de tecnología, equipo policial, uniformes, movilidad y transporte.

Además, reconoció que falta más acceso al talento humano porque hay un déficit de unos ocho mil policías.

Mencionó que la Dipampco requiere que extienda sus operaciones a otras localidades del país, para dar servicio de calidad a la población.