Gobierno e iglesias llegan a acuerdos sobre nuevos convenios migratorios

0
82

Tegucigalpa.- El gobierno hondureño y las iglesias llegaron a un acuerdo para actualizar nuevos acuerdos migratorios para misioneros, pastores y curas, y desde los sectores religiosos descartan mala fe del Estado, pero aseguraron se mantienen alertas sobre los documentos que se firmarán al respecto.

El director del Instituto Nacional de Migración (INM), Allan Alvarenga dijo que este miércoles  llegaron a consensuar los documentos, lo que serán revisados por los equipos legales de las organizaciones representadas y se espera que los mismos se firmen a finales de la presente semana o a inicios de la próxima.

Prometió que luego de finiquitados los acuerdos se publicarán en el diario oficial La Gaceta y entrarán en vigor desde la firma de los documentos.

El funcionario dijo que el gobierno reconoce a las iglesias como actores fundamentales de los cambios de la sociedad, por ellos los nuevos convenios están encaminados a facilitar y actualizar los procesos migratorios.

“La presidenta (Xiomara Castro) ha sido enfática de que tenemos que escuchar a los representantes de las iglesias, escuchar sus inquietudes y llegar a acuerdos importantes que lo que vienen es a dar soluciones administrativas para que el Instituto Nacional de Migración siga dando respuestas a la ciudadanía”, pronunció.

El obispo José Antonio Canales señaló que tras la reunión el Estado reconoce que los misioneros son extranjeros que le hacen mucho bien al país, lo que debe agradecerse ayudando a que su permanencia sea lo más legal posible.

Dijo que en los nuevos documentos se tomará en cuenta la familia de los misioneros que lleguen a Honduras.

Apuntó que la Iglesia Católica no se pronunció hasta no participar en la reunión de este miércoles. “Creemos que fue lo mejor, ahora nos hemos dado cuenta en la mesa de diálogo que no encontramos ningún elemento negativo ante lo ocurrido de no comunicar la derogación de los convenios migratorios”, indicó.

Hasta el momento -dijo Canales- no aprecian situaciones similares a las que ocurren en Nicaragua.

De su lado, el presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras, Gerardo Irías se pronunció satisfecho con los acuerdos alcanzados este día.

Dijo que en inicio existió temor porque no les comunicaron la derogación de los convenios migratorios con las iglesias. “Hay que valorar la reacción de las iglesias a nivel nacional porque con base a eso se logró aclarar cada uno de los puntos. Hubo un error no comunicarnos la decisión”.

Irías llamó a la iglesia a estar vigilantes a cada una de las acciones que toma el gobierno y no permitir que se abuse del pueblo de Dios.