«Fin del sueño», la prensa brasileña lamenta la eliminación con críticas

0
120

Sao Paulo.- «Fin del sueño», «Jarro de agua fría» o «Brasil llora» son algunos de los titulares de la prensa brasileña para describir este viernes la eliminación de la Canarinha en cuartos de final del Mundial de Qatar, que algunos comentaristas achacaron al técnico Tite.

El combinado de Tite, que partía como uno de los grandes favoritos, pone fin a su andadura en un partido «dramático» contra Croacia que se resolvió en la tanda de penaltis, dice el diario O Globo, que aplaza «el sueño del ‘Hexa’ para 2026».

Para el periódico ‘O Estado de Sao Paulo’, la selección brasileña «dejó al adversario empatar en el final de la prórroga».

Uno de los destacados de su versión digital es un reportaje sobre «cómo enseñar a los niños a lidiar con derrotas y victorias en el deporte».

Nadie en el país esperaba una eliminación ante Croacia. De hecho, en la previa del partido, algunos medios lanzaron encuestas digitales para escoger la mejor forma de encajar la sexta estrella en la camiseta verdeamarilla.

Folha de Sao Paulo ilustra la debacle con varias fotografías del portero croata Dominik Livaković, «el gran protagonista del partido» para el diario paulista, que también destaca el gol anotado por Neymar con el que se igualó a Pelé como máximo goleador histórico de la selección, con 77 tantos, según las cuentas de la FIFA.

Por su parte, el diario deportivo Lance! consideró que Brasil «no entendió el partido» e «hizo todo lo que Croacia quería».

Los columnistas del portal UOL fueron los más duros con Tite, que ya había anunciado que dejaría el cargo después del Mundial de Qatar.

Vitor Guedes afirmó que el seleccionador «alineó mal» y fue «peor» en los cambios. También recordó «la aberración» que supuso convocar al lateral Daniel Alves, quien no jugaba desde el mes de septiembre.

En la misma línea fue Milton Neves: «Indiscutiblemente, Tite fue el gran culpable por el fracaso brasileño en Qatar. Primero por haber convocado laterales en los cuales no confiaba, como Daniel Alves».

«Además, se equivocó sustituyendo a Vinícius Júnior en el segundo tiempo», recordó en su columna.

«¿Y ahora? ¡Ahora nada! Volver a casa y esperar a que en cuatro años surja un nuevo Pelé, aunque eso sea totalmente imposible», completó. EFE