Este año la presidenta Xiomara Castro debe tomar el control del país, sino la situación se complicará, señala la ASJ

0
555

Tegucigalpa.- El primer año de gobierno de la presidenta Xiomara Castro estuvo marcado por los conflictos y la queja y justificación de lo que recibieron de la administración pasada, “ojalá este año la presidenta puede tomar el control del país”, expresó el director ejecutivo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Carlos Hernández.

Hernández, dijo que si bien es cierto hay que reconocer que se venía de un contexto difícil, pero se eligen nuevas autoridades para resolver los problemas.

Enfatizó que la característica principal del año fueron los conflictos, más de 600 conflictos.

Lamentó que, pese a que entre las promesas de la presidenta Xiomara Castro resaltaba el respeto a los derechos humanos, y el 2022 tristemente la Secretaría de Derechos Humanos optó por mantener un pleito permanente con el movimiento de derechos humanos, contrario a lo que se esperaba que iba a haber una relación muy cordial.

En cuanto a temas prioritarios como la educación y la salud no hubo avances como se esperaba.

En 2022 apenas se llegó a 97 días de clases, se venía de una situación muy complicada con la pandemia, no hubo merienda escolar y “se focalizó últimamente en la famosa gabacha, pero eso es todo, no vimos muchos cambios”.

En salud se vio un año “negativo para la presidenta el sistema ha estado desabastecido de manera permanente y yo quiero decirlo porque a veces hablamos de desabastecimiento y se nos olvida que representan vidas, la pregunta es cuántas personas murieron este año porque el Estado no fue capaz de proveer sus medicamentos”, cuestionó

El ministro del ramo estuvo permanentemente confrontando y se peleó con todo mundo, mientras el sistema ha estado en una situación precaria.

El director de ASJ, también se refirió al tema de seguridad y seguridad jurídica y remarcó que las extorsiones han estado a la orden del día dejando muertes de motoristas.

Por otra parte, está el tema de las invasiones de tierra, que son lamentables porque dan mala imagen y ahuyentan la inversión nacional y extranjera, agregó.

En cuanto al actuar de los colectivos de Libre, anotó que es una situación “super compleja”, no solamente presionan a lo interno de las Secretarías, sino que se ha visto una distorsión de lo que significa el servicio civil y así difícilmente el país va a avanzar, anotó.

“Ha sido un año súper difícil por último digo el nivel de tolerancia del pueblo se va reduciendo y sin duda alguna este año no será solamente los colectivos, sino que será la gente que está aguantando que tiene hambre que tiene necesidad de medicamentos que puede manifestarse y si no hay control y no hay respuesta a la situación del país se puede complicar”, puntualizó.