Elegir hoy sólo a cinco u ocho magistrados podría ser un camino errado, advierte Maribel Espinoza

0
351

Tegucigalpa.- La falta de consensos continúan prevaleciendo en el marco de la elección de la Corte Suprema de Justicia en Honduras en donde los diputados del Congreso Nacional han sido convocados nuevamente para en horas de la tarde.

La diputada del Partido Salvador de Honduras, Maribel Espinoza, consultada esta mañana por Radio América confesó que hay identidad en muchos de los candidatos presentados por las distintas bancadas.

“Sin embargo, tenemos un punto que todavía no lo hemos logrado superar y es el hecho que dentro de sus candidatos hay personas que el PSH señaló previamente no votará por ellos”, apuntó.

En ese sentido solicitó al Partido Nacional y Liberal cambiar algunos de los aspirantes que no han sido objetados por el PSH a fin de lograr una planilla que permita la nómina definitiva y se proceda a votación.

Espinoza detalló que su instituto político no ha podido tener pláticas concretas con Libertad Refundación quienes supuestamente le habrían manifestado al PN y PL que el PSH debería estar fuera.

“Hay voluntad política de Libre de no tomar en cuenta al Partido Salvador de Honduras a quienes cuando lo necesitan andan detrás de nosotros, pero esto marcará un antes y un después”, subrayó.

De esa forma reiteró que “la bancada del PSH no va a legitimar ningún acuerdo al que llegue, Libre, PN y PL porque es casi seguro van a meter dentro de esa planilla personas que hemos dicho no vamos a votar”.

La parlamentaria por Yoro señaló que esas tres fuerzas políticas no quieren considerar a la mejor candidata evaluada en el proceso llevado a cabo por la Junta Nominadora, la abogada Ana Pineda, ni al único aspirante de la etnia garífuna, Walter Miranda Sabio.

En ese plano de escenario se estima que hoy se podría elegir sólo a cinco u ocho magistrados, sin embargo, la congresista hondureña considera que esa decisión no conduciría a buen camino.

“Si eso pasa podría ser la peor decisión a tomar porque a partir de ahí se elevarían las apuestas y el proceso podría entrar en una etapa de corrupción con la compra de votos. Me parece que podría ser el peor camino”, alertó.

Ante todo esto hay voces que suenan diciendo que existen intenciones por parte del oficialismo en romper el orden constitucional para llevar al país a una constituyente.

“Esta solo se puede dar de dos maneras: si alguno de los partidos pretende elegir la CSJ con 65 votos y no con 86 como establece la ley o si surge una nueva picardía de los ilustres”, objetó.

En consecuencia advirtió que el PSH denunciará públicamente cualquier acto irregular que logre detectar, concluyó.