El PSH insiste en pasar a la elección directa de nuevas autoridades de la CSJ

0
291

Tegucigalpa.- Luego de fracasar el tercer intento de elección de la nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ), el Partido Salvador de Honduras (PSH), pide a las autoridades del Congreso Nacional pasar a la votación uno por uno, es decir, someter a votación a cada uno de los 45 candidatos a magistrados.

El diputado por Cortés, Carlos Umaña, dijo sentirse sumamente preocupado y que, de hecho, en las dos sesiones anteriores trataron de introducir una moción de orden muy explicada y fundamentada jurídicamente.

Refirió que a criterio de la mayoría de constitucionalistas y asesores que tiene la bancada del partido, la fase de nóminas ya se agotó, por lo que se debe pasar a la votación uno por uno.

Pero manifestó que por alguna razón insospechada las bancadas mayoritarias en el Congreso Nacional no quieren dar ese siguiente paso.

El congresista explicó que en una segunda fase entran los 45 candidatos seleccionados por la Junta Nominadora donde hay mujeres y hombres sumamente capacitados y que no tienen una identificación partidaria.

En ese sentido, esperaría que los diputados honestos pudieran inclinarse hacia ellos y no darle el control del Poder Judicial a ninguna fuerza política.

En consonancia, “queremos pedir eso en una moción de orden, pero la palabra no se nos es concedida y la junta directiva en un razonamiento jurídico que no nos parece, ha decidido no agotar el mecanismo de nómina”, cuestionó.

El parlamentario confirmó que a estas horas de la mañana nadie se ha comunicado con la bancada del PSH; sin embargo, espera sean tomados en cuenta para construir consensos y no pasar por más vergüenza ante el pueblo hondureño.

Por otra parte, destacó que lo positivo es que en la sesión de ayer no se mencionó la ruptura del orden constitucional como en las anteriores.

Umaña dijo que el Congreso Nacional no tiene la facultad de interpretar la Constitución de la República.

Comentó que como PSH tenían un plan “B” en la moción de orden, que era forzar a aceptar la moción nominativa sabiendo perfectamente que no se alcanzaría los 86 votos para dar paso así a la siguiente fase.

Pero lamentó que no haya voluntad y que se les quiera mantener empantanados para que la CSJ sea una simple repartición matemática.

“Nos urge que la CSJ se vaya, pero de una manera adecuada y constitucionalmente”, puntualizó.