El Parlamento Europeo aprueba el pacto de migración y asilo

0
553

Tegucigalpa.- Los responsables de las instituciones europeas se mostraron aliviados este miércoles después de que la Eurocámara diera luz verde al pacto de migración y asilo, un paquete legislativo acordado en diciembre después de casi diez años de negociaciones y cuya aprobación no se daba por sentada.

«Hoy es día histórico, tras años de intenso trabajo (…) es un logro enorme para Europa», dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que compareció ante la prensa tras el voto junto a la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola y el primer ministro belga, Alexander De Croo, cuyo país preside el Consejo de la UE este semestre.

La UE tendrá unas «fronteras más seguras» gracias al registro de todos los que lleguen y respetará «la protección de los derechos fundamentales».

«Debemos ser quienes elijamos quién viene a la UE y que no sean los traficantes quienes lo hagan», subrayó, y explicó que se acelerarán los procedimientos de asilo y los de retorno y garantizarán un apoyo a los países en primera línea con la solidaridad obligatoria.

Por su parte, Metsola aseguró no sentirse sorprendida por el estrecho resultado en alguno de los votos de las distintas leyes del paquete migratorio, dado que son «temas políticamente sensibles».

De Croo anunció que a finales de mes tendrá lugar una conferencia ministerial para empezar a preparar la puesta en marcha del pacto.

Aunque los tres grandes grupos de la Eurocámara (PPE, S&D y Renew) respaldaban el pacto, alguno de sus diputados votó en contra de las leyes que lo componen obedeciendo a dinámicas nacionales internas y la cercanía de las elecciones europeas que se celebran entre el 6 y el 9 de junio.

También parlamentarios de los Verdes y de la Izquierda, así como de la extrema derecha manifestaron durante el debate de este miércoles su oposición a la normativa.

Reglamento sobre la gestión del asilo y la migración, preparado por el ponente Tomas Tobé (PPE).

Incluye un nuevo mecanismo de solidaridad obligatoria, así como medidas para prevenir los abusos y los movimientos secundarios.

Su objetivo es ayudar a los países de la UE sometidos a presión migratoria garantizando una «solidaridad obligatoria» pero flexible.

Con este nuevo mecanismo se podrá reubicar al menos a 30.000 migrantes cada año.

Los Estados miembros que no acepten esos traslados a su territorio deberán pagar 20.000 euros de contribución por cada migrante no acogido o prestar apoyo operativo y técnico.

Reglamento relativo a las situaciones de crisis y de fuerza mayor, elaborado por el ponente español Juan Fernando López Aguilar (PSOE).

Establece un mecanismo para responder al incremento repentino en la llegada de inmigrantes ante crisis como la ocurrida en 2015 y 2016, cuando más de dos millones de personas llegaron a la UE.

Y abarcará la instrumentalización de los inmigrantes, es decir, cuando terceros países o agentes no estatales hostiles los utilizan con intención de desestabilizar la UE.

Reglamento de Control de nacionales de terceros países en las fronteras, preparado por la ponente Birgit Sippel (S&D).

Las personas que no cumplan las condiciones para entrar en la UE serán sometidas a un procedimiento de control previo a la entrada durante un período máximo de siete días, que incluye la identificación, la recogida de datos biométricos y controles sanitarios y de seguridad.

Reglamento de Procedimientos de asilo, de la ponente Fabienne Keller (Renew)

Establece un procedimiento común en toda la UE para conceder o retirar la protección internacional.

Contiene normas que permite evaluar con rapidez en las fronteras exteriores si las solicitudes no tienen base o son inadmisibles, con el objetivo de agilizar los procedimientos de asilo y los retornos.

Reglamento Eurodac, del ponente español Jorge Buxadé (VOX).

Los datos de quienes lleguen irregularmente a la UE, incluidas huellas dactilares e imágenes faciales a partir de los seis años, se almacenarán en la reformada base de datos Eurodac.

Las autoridades también podrán registrar si alguien puede suponer una amenaza para la seguridad y recopilar informaciones más precisas y completas para detectar movimientos no autorizados.

Reglamento sobre requisitos de reconocimiento, del ponente Matjaz Nemec (S&D).

Su objetivo es establecer normas uniformes sobre el reconocimiento del estatuto de refugiado o de protección subsidiaria y sobre los derechos concedidos a quienes reúnen los requisitos para recibir protección.

Directiva de Condiciones de Acogida, de la ponente Sophie in t’ Veld (Renew)

Los Estados miembros tendrán que garantizar normas de acogida equivalentes para los solicitantes de asilo en lo que se refiere, por ejemplo, a alojamiento, escolarización y asistencia sanitaria, los cuales podrán empezar a trabajar a más tardar seis meses después de presentar la solicitud.

Nuevo Marco de Reasentamiento y Admisión Humanitaria, de la ponente Malin Björk (Izquierda)

Los Estados miembros se ofrecerán voluntariamente a acoger a refugiados en terceros países reconocidos por ACNUR, que viajarían a territorio europeo de forma legal, organizada y segura.

Una vez que el Consejo apruebe formalmente el paquete, las leyes entrarán en vigor tras su publicación en el Diario Oficial y comenzarán a aplicarse en el plazo de dos años. EFE