El desempleo en Brasil se mantiene estable, pero la informalidad vuelve a crecer

0
234
Sao Paulo, 31 oct (EFE).- El índice de desempleo en Brasil se mantuvo estable en un 11,8 % de la población económicamente activa en el tercer trimestre de este año con respecto al mismo periodo de 2018, aunque la informalidad en el mercado laboral volvió a romper récords, informó este jueves el Gobierno. Pese a que el desempleo se mantuvo estable en la comparación anual, con un total de 12,5 millones de personas sin trabajo, la tasa de paro se redujo 0,3 puntos porcentuales frente al trimestre terminado en junio (del 12 % al 11,8 %), según un informe del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). En números absolutos, la población desocupada tuvo una reducción de 251.000 personas entre el segundo y el tercer trimestre de 2019. La población ocupada aumentó entre julio y septiembre un 0,5 % frente a los tres meses anteriores y un 1,6 % en la comparación anual, alcanzando un total de 93,8 millones de trabajadores. Sin embargo, el IBGE destacó que esta mayor generación de puestos de trabajo va acompañada de récords en el índice de informalidad, que se situó en 41,4 % en septiembre. Mientras los empleos informales en el sector privado aumentaron un 2,9 %, alcanzando 11,8 millones de trabajadores, la cifra de personas que trabajaban por cuenta propia se incrementó un 1,2 %, hasta 24,4 millones. Mientras, el número de empleados formales en el sector privado, sin considerar los trabajadores domésticos, se mantuvo estable en los 33,1 millones en ambas las comparaciones. El aumento en la cifra de personas ocupadas fue registrada en casi todas las actividades económicas, con excepción de la agricultura. Entre los sectores que impulsaron la apertura de puestos de trabajo destaca el de la construcción, que generó 254.000 nuevas plazas, una variación positiva del 3,8 % con respecto al trimestre anterior. "Desde el punto de vista cuantitativo, más personas están trabajando en este trimestre, pero el tema es la calidad" de ese empleo, subrayó la encargada de la investigación del IBGE, Adriana Beringuy, citada en el informe. La informalidad récord en Brasil refleja la lenta recuperación económica del país, tras la crisis de 2015 y 2016, período en que el Producto Interno Bruto (PIB) del país se desplomó un 7 %. Para este año, tanto los economistas como el Gobierno esperan un crecimiento inferior al 1 %, una tasa que, según las proyecciones, pudiera duplicarse en 2020.

Sao Paulo – El índice de desempleo en Brasil se mantuvo estable en un 11,8 % de la población económicamente activa en el tercer trimestre de este año con respecto al mismo periodo de 2018, aunque la informalidad en el mercado laboral volvió a romper récords, informó este jueves el Gobierno.

Pese a que el desempleo se mantuvo estable en la comparación anual, con un total de 12,5 millones de personas sin trabajo, la tasa de paro se redujo 0,3 puntos porcentuales frente al trimestre terminado en junio (del 12 % al 11,8 %), según un informe del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

En números absolutos, la población desocupada tuvo una reducción de 251.000 personas entre el segundo y el tercer trimestre de 2019.

La población ocupada aumentó entre julio y septiembre un 0,5 % frente a los tres meses anteriores y un 1,6 % en la comparación anual, alcanzando un total de 93,8 millones de trabajadores.

Sin embargo, el IBGE destacó que esta mayor generación de puestos de trabajo va acompañada de récords en el índice de informalidad, que se situó en 41,4 % en septiembre.

Mientras los empleos informales en el sector privado aumentaron un 2,9 %, alcanzando 11,8 millones de trabajadores, la cifra de personas que trabajaban por cuenta propia se incrementó un 1,2 %, hasta 24,4 millones.

Mientras, el número de empleados formales en el sector privado, sin considerar los trabajadores domésticos, se mantuvo estable en los 33,1 millones en ambas las comparaciones.

El aumento en la cifra de personas ocupadas fue registrada en casi todas las actividades económicas, con excepción de la agricultura.

Entre los sectores que impulsaron la apertura de puestos de trabajo destaca el de la construcción, que generó 254.000 nuevas plazas, una variación positiva del 3,8 % con respecto al trimestre anterior.

«Desde el punto de vista cuantitativo, más personas están trabajando en este trimestre, pero el tema es la calidad» de ese empleo, subrayó la encargada de la investigación del IBGE, Adriana Beringuy, citada en el informe.

La informalidad récord en Brasil refleja la lenta recuperación económica del país, tras la crisis de 2015 y 2016, período en que el Producto Interno Bruto (PIB) del país se desplomó un 7 %.

Para este año, tanto los economistas como el Gobierno esperan un crecimiento inferior al 1 %, una tasa que, según las proyecciones, pudiera duplicarse en 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here