Sectores sociales de Honduras reaccionan tras renuncia de Calderón de la MACCIH

0
249

Tegucigalpa. Diversas personalidades del país han analizado la renuncia de Ana María Calderón como vocera interina de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), hay quienes consideran que ésta salida marca el fin de la Misión, mientras otros expresan que se debió a una confabulación de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Para el caso el economista del Foro Social de la Deuda Externa (Fosdeh), Ismael Zepeda manifesta que la renuncia de Calderón se debió «a la presión de la élite corrupta».

«Le doy muchas gracias a Ana María Calderón por su voluntad política en enfrentar la corrupción e impunidad de la elite corrupta en Honduras. Su partida marca el fin de la MACCIH original, podrá venir otro convenio, pero será a la medida de los corruptos», expresó el analista financiero.

Mientras tanto, Gustavo Irías, director del Ejecutivo del Centro de Estudio de la Democracia (CESPAD) dijo que la salida de la abogada peruana se debe a una confabulación de Luis Almagro, secretario de la OEA, y además «las élites corruptas» de Honduras sienten temor por la permanencia de la MACCIH.

«Ana María Calderón no renunció, fue despedida de su cargo por las élites económicas y políticas corruptas de Honduras que sienten «pasos de animal grande» en la continuidad de la MACCIH. En confabulación del secretario de la OEA, Luis Almagro que no da la cara por la instancia», aseveró Irías.

Este martes Ana María Calderón renunció al cargo de vocera interina de la MACCIH por «motivos personales y profesionales».

En una carta, reproducida por medios locales de prensa y enviada el 2 de enero al secretario general de la OEA, Luis Almagro, Calderón asegura que su renuncia obedece a «motivos estrictamente personales y profesionales» que ha ponderado frente a su «comprobado compromiso» con el ente hemisférico.

Por su parte el representante del Frente de Apoyo de la MACCIH, Alejandro Kafatty manifestó que «la incertidumbre del Gobierno de Honduras de sostener hasta el minuto 90 la decisión de renovación de la Misión le ha pasado una factura cara a la lucha contra la corrupción. La salida de la Dr. Ana Maria Calderon es un pacto anímico grande, pero no una derrota».

En tanto la vice presidenta del partido Liberal, Maribel Espinoza expresó «que los corruptos han de estar de fiesta por el debilitamiento de la MACCIH con esa requiere valor y férreo compromiso para enfrentarlos. Gracias a la doctora Calderón por su trabajo en favor de los ciudadanos decentes de Honduras».

La primera vez que Calderón asumió de manera interina la Maccih-OEA fue tras la renuncia del primer vocero de la Misión, el peruano Juan Jiménez, quien renunció en febrero de 2018 por diferencia con Almagro, mientras la segunda fue en julio luego de que el brasileño Luiz Antonio Marrey Guimaraes concluyó su gestión.

«Tengo la certeza que no he defraudado la confianza que usted y la organización han depositado en mí», subrayó Calderón, que también agradeció su designación como investigadora legal internacional y coordinadora de la División de Prevención y Combate contra la Corrupción de la Maccih.

La misiva de Calderón señala, entre otras cosas, que se despide de la OEA «con nostalgia» y que siempre se sentirá «parte de ella».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here