Costa Rica alcanza 295 casos de COVID-19 y anuncia más rigurosidad en medidas

0
445

San José – Costa Rica alcanzó este sábado un total de 295 casos, 32 más en las últimas 24 horas, y anunció medidas más rigurosas ya que una parte de la población está incumpliendo las órdenes de las autoridades sanitarias.

El ministro de Salud, Daniel Salas, expresó en conferencia de prensa virtual que del total 138 son mujeres y 157 hombres entre los 1 y 87 años. Además dos personas han fallecido y tres están recuperadas, desde que se confirmara el primer caso el 6 de marzo.

Las autoridades indicaron que hay 15 personas internadas, de ellas seis en cuidados intensivos.

«Lamentablemente anunciamos un aumento en pacientes hospitalizados, esas personas no superan los 50 años, y es lamentable decir que esta cifra va a seguir aumentando. La gente no está respondiendo porque no ha visto más fallecimientos pero va a haber más y por eso repito no salgamos de la casa si no es estrictamente necesario», destacó Salas.

Durante este viernes en la noche, las autoridades nacionales recibieron informes de gran cantidad de personas que estaban compartiendo, en grupos y fuera de sus casas, así como congestión vial en las dos rutas que son accesos principales para playas del Pacífico y el Caribe.

Por lo cual, anunciaron medidas más rigurosas: durante los fines de semana todo establecimiento de atención al público como restaurantes, farmacias y supermercados, con permiso sanitario deberá cerrar después de las 20:00 horas, aunque pueden seguir trabajando bajo la modalidad de servicio a domicilio.

«Lamentablemente llegaron muchos reportes de que hay mucha actividad en las calles, las personas están saliendo cuando no es sumamente esencial, no es para salir a comprar, o para ir al trabajo o la farmacia, no están cumpliendo y sé que hay gente que por más que se le diga no va a hacer caso», expresó el ministro.

Salas además anunció que presentarán un proyecto de ley ante el Congreso para modificar la Ley de Salud e instaurar multas a las personas que incumplan con las órdenes sanitarias en caso de pandemia, en este caso por COVID-19, y estas sanciones serían de 450 mil colones (unos 780 dólares).

Las autoridades también buscan aumentar las multas por incumplimiento a la restricción vehicular sanitaria de emergencia, que hasta el momento es de 38 dólares y subirla a 190 dólares, para así evitar que las personas continúen saliendo a las calles sin necesidad.

El Ministerio de Seguridad informó que desde que inició la restricción vehicular, hace cuatro días, ha realizado 817 multas, de ellas 266 fueron aplicadas este viernes por incumplir la medida, mientras que otras 17 personas fueron sancionadas por conducir bajo los efectos del alcohol.

Por su parte, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) informó que ha gestionado la compra de 8,8 millones de piezas de equipo de protección personal para la atención de la emergencia, con lo que la inversión total asciende a 11,5 millones de dólares.

El presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, indicó que durante el mes de abril y mayo estarán ingresando: 1.244.790 unidades de respiradores N-95, 3.390.448 piezas de mascarillas quirúrgicas, 700.197 anteojos de seguridad, 723.966 batas impermeables y 22.247 hisopos de dracón.

En los últimos días Costa Rica ha aprobado una serie de medidas económicas para atender la crisis, entre las cuales está la aprobación legislativa de un crédito por 500 millones de dólares de la CAF.

Costa Rica mantiene cerradas sus fronteras para el ingreso de extranjeros, ha suspendido el curso lectivo y eventos masivos, y ordenó el cierre de sitios como bares, discotecas, parques, parques nacionales, playas, entre otros, como medidas de prevención.

El sector turismo y el de comercio, principalmente restaurantes y bares, son los que están sufriendo el golpe más fuerte. EFE