Coordinadora de la UIASC del CNA dice que el avión presidencial fue comprado por Honduras, no donado

0
120

Tegucigalpa.- El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) denunció ayer el desembolso de más de mil 077 millones de lempiras por parte del Estado de Honduras a través de la Tasa de Seguridad Poblacional en concepto de adquisición, uso, mantenimiento y operación del avión presidencial.

El organismo anticorrupción señaló que en 2014 el Gobierno de Juan Orlando Hernández pagó la reserva de compra para la aeronave con un anticipo de casi 21 millones de lempiras. 

El ente denunció mediante un informe especial que la nave era de segunda mano y ya contaba con más de 2,676 horas de vuelo cuando fue adquirida, señalando además que la acción se dio pese a que la Ley de Contratación del Estado prohibía adquirir bienes usados.

La coordinadora de investigación técnica de la unidad de investigación, análisis y seguimiento de casos del CNA, Melissa Medina, fue consultada por Radio América esta mañana de miércoles para referirse al tema.

En ese sentido mencionó que el CNA ya interpuso la denuncia ante el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) por las irregularidades encontradas tras las indagaciones, asimismo, presentó la acusación ante la Fiscalía del Crimen Organizado para que conozcan el caso.

La representante de la institución de sociedad civil manifestó que en el tema de fondos de la Tasa de Seguridad se han detectado diversos hallazgos, desde la compra de la aeronave y gastos excesivos en otras gestiones.

¿Hubo algún reembolso de los gastos por la adquisición de dicho avión? se le consultó a la coordinadora de investigación técnica del UIASC.

“En las investigaciones realizadas se pudo constatar que el pago total del avión se realizó con fondos de la tasa de seguridad y China Taiwán sólo hizo dos donaciones”, respondió.

Una de ellas fue por el monto de 7 millones en el año 2014, pero, dos meses después del pago de la totalidad del avión presidencial y otra en el 2015 también por $7 millones.

“Taiwán para efectos de la compra de la aeronave le dio únicamente al Estado de Honduras $14 millones que representa aproximadamente L323 millones de lempiras, lo que no abona en mucho a los más de mil millones erogados hasta 2021”, dijo.

La funcionaria lamentó en ese sentido que la adquisición del Embraer Legacy 600 al año le cueste al pueblo hondureño alrededor de 140 millones de lempiras.

“Ahora bien, todas estas donaciones salieron de la cuenta amigos de Honduras, es decir, de los fondos que venían de la Tasa de Seguridad. Los recursos eran alimentados de las aportaciones de los hondureños”, dijo.

Medina comentó al noticiero “El Minuto” de Radio América que el avión presidencial gasta tanto en vuelo como por estar detenido o guardado.

En consecuencia externó que el CNA aspira a que el Ministerio Público pueda realizar las investigaciones pertinentes para que se deduzcan responsabilidades.

Respecto a futuras acciones Medina abundó que el ente anticorrupción continúa trabajando arduamente en otras líneas de investigación en relación al uso de la Tasa de Seguridad.

Fuente: Radio América