Califican de discriminación exigir prueba de vih en Honduras para un empleo

0
163
EFE

Tegucigalpa.- Defensores de derechos humanos calificaron este viernes de «discriminatoria» y «abusiva» la actitud de algunos empresarios hondureños que, violentando la ley, exigen pruebas médicas de VIH/sida a personas que buscan empleo en el país.

«Aquí ha sido una costumbre de la empresa privada, sobre todo de muchos restaurantes, lo digo con toda responsabilidad, que exigen pruebas de vih a las personas que buscan un puesto de trabajo», dijo a EFE Javier Medina, director de la organización Kukulcán, que desde 2002 trabaja en derechos humanos y VIH/sida con poblaciones altamente vulnerables.

LA LEY PROHÍBE QUE SE EXIJA LA PRUEBA DE VIH

Agregó que exigir pruebas de VIH a quienes buscan empleo es una actitud «discriminatoria y abusiva», porque una reforma a la ley, de 2015, «prohíbe la solicitud o aplicación de pruebas o examen de diagnóstico para acceder a un trabajo».

Medina explicó que, aunque es «estrictamente prohibido y violatorio», la ley no tiene un enfoque sobre cómo penalizar la violación al derecho laboral y al final queda más que todo en una «sanción moral» para los que transgreden la norma jurídica.

Señaló además que desde las organizaciones de base que existen se hacen gestiones con la Secretaría de Trabajo, que atiende las denuncias por las violaciones contra las personas con VIH.

«Las organizaciones de la diversidad sexual como Kukulcán recibimos ese tipo de quejas y hemos procedido presentando demandas, con las que en algunos casos, a través de conciliaciones, hemos logrado que se elimine ese tipo de abusos», enfatizó Medina.

El director de Kukulcán recordó que la primera ley, de 2009, señalaba que «era requisito obligatorio para un trabajo y contraer matrimonio civil practicarse la prueba de VIH/sida».

Durante el presente año Kukulcán ha recibido unas 16 quejas de personas a las que se les exigió una prueba de VIH como requisito para un empleo, pero en algunas empresas, cuando se les recordó que es prohibido, respondieron que ya no las contratarían, porque ya habían empleado a otra persona, según indicó Medina.

HAN BAJADO LAS CAMPAÑAS DE PREVENCIÓN

La coordinadora y fundadora de la organización hondureña LGBTIQ Cattrachas, Indyra Mendoza, dijo a EFE que «aunque es totalmente ilegal, en la sociedad se instaló la idea de que las personas con VIH son un problema y ven en ellas algo malo cuando necesitan un trabajo».

Agregó que desde el Estado se piensa que con tener el medicamento al día para las personas con VIH todo está normal, y que el tema ha sido sobredimensionado, lo que «no es cierto».

«Tenemos un grave problema en la percepción y la discriminación que sufre la persona viviendo con VIH en Honduras y eso también tiene mucho que ver con el estigma, más cuando relacionan a la persona con el VIH y que son de la comunidad LGBTI», subrayó Mendoza.

También señaló que la incidencia de VIH «sigue creciendo» en el país, en parte porque han bajado las campañas preventivas como el uso de preservativos y de nuevo ha habido un retroceso en materia de educación sobre los derechos sexuales y reproductivos.

Eso hace que las niñas, niños y adolescentes, lo mismo que los padres y madres no crezcan con la educación sexual que necesitan, según la coordinadora de Cattrachas.

«Lo que están haciendo es repetir el prejuicio instalado en los años anteriores. Tenemos muchos problemas porque ya no estamos llegando con un mensaje claro de prevención», acotó.

La coordinadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), Bertha Oliva, indicó a EFE que muchos empresarios «nunca han respetado la ley y algunos la manipulan a su conveniencia y así la aplican».

Añadió que exigir una prueba de VIH a la persona que busca una oportunidad de trabajo, es «una actitud de discriminación que causa un impacto emocional en el solicitante, que lo que quiere es un empleo digno».

Oliva considera que quienes exigen pruebas de VIH a las personas que buscan trabajo «se convierten en violadores de los derechos humanos». EFE