Alrededor de 800 muertos en tragedias y matanzas en cárceles de Honduras

0
247
2,700 privados de libertad han sido beneficiados con diferentes figuras que permiten su excarcelación.

Tegucigalpa – Con base a recuentos del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh), al menos 800 muertos se registran en las cárceles hondureñas en los últimos años.

Un recuento de hechos indica que, en los últimos años, al menos cinco cárceles hondureñas han sido escenario de matanzas y tragedias que han dejado incalculables pérdidas de vidas.

El 5 de abril del 2003, se suscitó una “matanza” en la Granja Penal de El Porvenir, en el departamento d Atlántida, que dejó como saldo 69 personas muertas.

El 17 de mayo de 2004, se registró un incendio en el Centro Penal de San Pedro Sula donde perdieron la vida 107 privados de libertad y resultaron lesionados al menos 25 reclusos, hecho violentó por el cual Honduras fue condena por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.

Entre el 2011 y el 2012, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos registró la muerte de 419 personas privadas de su libertad, de los cuales, 360 murieron quemados en la Granja Penal de Comayagua.

En los últimos años, algunas cárceles hondureñas fueron escenario de incendios, motines, fugas, intentos de fuga, enfrentamiento entre privados de libertad, introducción de armas de fuego, granadas, drogas, licores y celulares.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) ha reiterado que todo el sistema penitenciario tiene que ser manejado por personas especialmente capacitadas, no únicamente para supervisar las instalaciones físicas sino que, fundamentalmente, para tratar al ser humano que se encuentra dentro de esas instalaciones físicas.

Según el ente estatal de eso depende tanto la seguridad interna que tiene que reflejarse en el comportamiento de los privados de libertad y de la relación de estos con las autoridades.

Añade que el sistema penitenciario requiere mejorarse porque no está cumplimiento actualmente con la finalidad para la cual fue establecida, no solo como instrumento de seguridad sino que también que permita la rehabilitación y la reinserción de las personas detenidas.

El sistema no ha respondido a los requerimientos, a los estándares básicos del Sistema de las Naciones Unidas en esta materia ni en la práctica conforme al respeto de los derechos humanos, de tal manera, que se ha permitido, inclusive, que el orden público interno no sea manejable.

Radiografía

Según el Conadeh, se ha cometido el error de delegar funciones en algunos privados de libertad, que en algunos casos creen que eso significa que les han dado licencia para maltratar física y emocionalmente a sus compañeros, imponiendo arbitrariamente castigos y sanciones.

Agregan que la mayoría de quejas recibidas de la población penitenciaria es por retardo en la justicia, que es un problema grave ya que las cifras indican que más del 50 % de los privados de libertad no tienen sentencia.

En los últimos años se han registrado varios hechos que reflejan la inseguridad que hay al interior de los centros penales, que van desde incendios, constantes riñas entre los reclusos, que derivan en lesiones y muertes entre los mismos.

En los últimos años se ha experimentado un incremento en los actos violentos al interior de los centros penitenciarios, muchos de ellos con pérdidas de vidas humanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here