Alerta Verde para los departamentos de Yoro y Colón; mientras que La Ceiba permanece en Amarilla

0
472

Tegucigalpa – Autoridades de la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales ha emitido Alerta Amarilla para la ciudad de La Ceiba, ubicada en el departamento de Atlántida, y Alerta Verde para el resto de este departamento y para el departamento de Colón. Estas medidas estarán vigentes por un período de 48 horas a partir de las 5:00 de la tarde de hoy jueves 4 de abril de 2024.

La determinación se ha tomado debido a las condiciones climáticas adversas generadas por una vaguada prefrontal y la humedad procedente del océano Pacífico.

Estas condiciones han provocado fuertes lluvias en la ciudad de La Ceiba, lo que ha resultado en un notable crecimiento de los niveles de los ríos, quebradas y riachuelos. Como consecuencia, varias comunidades se encuentran incomunicadas, especialmente debido al crecimiento del caudal del río Cangrejal.

En el resto de Atlántida y en el departamento de Colón también se están registrando lluvias y tormentas eléctricas, con un aumento en los niveles de los ríos.

Según el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (CENAOS), se espera que las lluvias continúen durante las próximas horas debido a una vaguada en superficie y al ingreso de humedad proveniente del océano Pacífico. Esto generará lluvias y chubascos débiles y aislados en la mayor parte del país, con chubascos moderados y tormentas eléctricas aisladas, principalmente en áreas de las regiones occidental, suroccidental y central.

Ante esta situación, se emiten las siguientes recomendaciones:

Se recuerda a la población que la Alerta Amarilla incluye evacuaciones preventivas, especialmente para las familias que viven cerca de ríos con niveles elevados y en zonas propensas a inundaciones.

Es importante evitar permanecer en áreas vulnerables a deslizamientos e inundaciones.

Se insta a no cruzar ríos, quebradas y riachuelos cuyos niveles hayan crecido.

También, se recomienda tomar medidas de precaución ante las tormentas eléctricas y reducir la velocidad de los vehículos en carreteras húmedas para prevenir accidentes.