Votar en plancha es estar en complicidad con el mal, dice el Cardenal Rodríguez en homilía

0
437

Tegucigalpa.-En el marco del silencio electoral previo a las elecciones generales del 28 de noviembre, el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, manifestó este domingo estar en contra del voto en plancha, el cual tachó de complicidad con el mal y por lo que pidió a los hondureños elegir con conciencia.

“Queridas hermanas y hermanos que está semana sea intensiva de oración para que pidamos al Espíritu Santo la gracia que nos ilumine para elegir aquellos que consideramos los mejores, no para votar en plancha que eso es una equivocación y complicidad con aquellos que sabemos que son malos y están en una planilla”, reflexionó el jerarca de la Iglesia Católica en Honduras.

Durante la homilía dominical el religioso aprovechó para exhortar a salir a ejercer el sufragio, pero elegir con conciencia.

“Honduras tiene derecho a algo mejor, no a repetir siempre lo mismo con los mismos”, aseveró el también el coordinador del Consejo de Cardenales del Vaticano.

Previo al inicio del silencio electoral el cardenal Rodríguez pidió a los candidatos a cargos de elección popular que se sitúen delante de su conciencia y de Dios con amor, verdad y justicia.

Al respecto anuncio que todos los sacerdotes en todas las misas que se celebren esta semana se orará con la plegaria segunda de la reconciliación para pedir que el proceso electoral culmine en paz, la verdad, justicia y el amor.

 El cardenal hondureño también criticó la campaña política desarrollada hasta el momento de la cual dijo está vacía y sin propuesta.

Honduras elegirá este último domingo de noviembre un presidente, tres designados (vicepresidentes), 298 alcaldías municipales, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano.

La verdad se encuentra pervertida por la mentira de los poderosos, señaló al tiempo que preguntó ¿quién reina en el mundo?

A lo anterior respondió que reina la ambición de dinero encarnada en sistemas económicos y políticos fracasados que se quieren presentar como la panacea.

“Qué triste que haya tantos Pilatos que tienden a esclavizarnos, necesidades exageradas de ser reconocidos y ser importantes, pero solo es una imagen falsa que tiraniza”, externó.

Concluyó que todo lo que domina y quita la libertad puede convertirse en un rey falso.