Unas 30 mil hectáreas de tierras están siendo invadidas en el territorio nacional 

0
309

Tegucigalpa.- La presidenta de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), Anabel Gallardo, estimó que alrededor de 30 mil hectáreas de tierras están siendo invadidas en el país.

Gallardo señaló que, a pesar del problema, no existen acciones para lograr una solución a las invasiones, situación que afecta al aparato productivo nacional.

“Hay más de 30 mil hectáreas de tierras que están siendo invadidas y no existe ninguna acción de las para desalojar a estos invasores de oficio”, dijo.

La ejecutiva remarcó que las invasiones son una crisis que afecta directamente la producción e inversión.

“Se debe reforzar el tema de seguridad jurídica e invasiones por parte de las autoridades, ya que es un tema que afecta directamente la producción e inversión”, puntualizó.

Según estimaciones de la empresa privada, al menos 2,400 millones de dólares se dejaron de invertir en Honduras producto de las invasiones, que se han agravado por la falta de normas ágiles y eficaces.

Los informes indican que las invasiones se están dando, principalmente en siete departamentos: Choluteca, Atlántida, Colón, Yoro, Francisco Morazán, Santa Bárbara y Copán.

Este miércoles, autoridades iniciaron con los desalojos en tierras invadidas de varios sectores del país. Agentes policiales procedieron a desalojar un “grupo campesino” que ocupa tierras en un sector de Puerto Cortés, en el departamento de Cortés.

El grupo manifestó que el Instituto Nacional Agrario (INA) les permitió la ocupación de varias manzanas de tierras en un predio del barrio Cieneguita en dicho municipio de Cortés, pero esta mañana llegaron agentes de la Policía Nacional con retroexcavadoras para desalojarlos.

“No es justo que nos desalojen porque hace años tenemos de estar aquí y no tenemos a donde ir”, dijo una de las invasoras, mientras otros dijeron que no se moverán del lugar.

Los mismos pidieron al gobierno que no permitan este tipo de situaciones, ya que no tienen otro lugar donde vivir y también tienen derecho a permanecer en dichas tierras.

Por otro lado, este mismo miércoles, autoridades de la Policía Nacional y miembros de Derechos Humanos dialogaron con los habitantes de “Ciudad Mel Zelaya” para que desalojen pacíficamente los predios, ya que se comenzó con el desalojo.