Una familia de Florida pide a la NASA indemnización por daños de basura espacial a su casa

0
224

Miami – Una familia de Florida demandó a la agencia espacial estadounidense NASA una indemnización por los daños y perjuicios causados por un trozo de basura de la Estación Espacial Internacional (EEI) que cayó en marzo pasado en su vivienda, arruinando parte del techo y causándoles «angustia emocional».

Alejandro Otero, quien vive en la ciudad de Naples, en la costa oeste de Florida, señala que el objeto cilíndrico atravesó su casa el pasado 8 de marzo.

Ese día el pedazo de escombro impactó en la vivienda mientras su hijo Daniel, quien estaba presente, casi resulta herido con la pieza, que dejó un agujero considerable desde el techo hasta el subsuelo.

Los perjuicios incluyen «pérdidas por daños a la propiedad no aseguradas, daños por interrupción del negocio, daños por angustia emocional/mental y los costos de asistencia de terceros necesarios en el proceso», señala la firma de abogados Cranfill Summer, a cargo del caso.

«Mis clientes buscan una compensación adecuada que tenga en cuenta el estrés y el impacto que este evento tuvo en sus vidas», dijo en un comunicado la abogada Mica Nguyen Worthy.

«Los desechos espaciales son un problema real y grave debido al aumento del tráfico espacial en los últimos años», enfatizó.

Worthy urgió a la NASA a considerar que las personas no deberían tener que presentar un reclamo bajo una teoría legal de negligencia cuando el gobierno de EE.UU. se ha comprometido a ser «absolutamente responsable», según el derecho de los tratados internacionales por daños a personas o propiedades en la superficie de la Tierra causada por sus objetos espaciales.

El objeto fue llevado para su análisis al Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, en la costa este de Florida, que confirmó en abril pasado que se trataba de un soporte metálico utilizado para montar baterías viejas en una plataforma de carga para su eliminación.

La plataforma fue desechada de la estación espacial en 2021 y se esperaba que la carga eventualmente se quemara por completo al ingresar a la atmósfera de la Tierra, pero una pieza sobrevivió.

Otero dijo al canal CBS que su hijo que estaba de vacaciones y lo llamó atónito tras salvarse del golpe.

«Estaba temblando. Estaba completamente incrédulo. ¿Cuáles son las posibilidades de que algo caiga en mi casa con tanta fuerza para causar tanto daño?», dijo Otero. «Estoy muy agradecido de que nadie resultó herido». EFE