Tokiro Rodas enfrenta ocho cargos relacionados al crimen organizado en Estados Unidos

0
151

Tegucigalpa.- El hondureño Tokiro Rodas Ramírez, alias “El Perverso”, considerado una pieza clave de la Mara Salvatrucha (MS-13), deberá responder por una grave acusación de ocho delitos de crimen organizado en Estados Unidos.

Desde 2008, el hondureño es investigado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) de cometer sendos crímenes en Washington. En el perfil criminal de Rodas se incluyen delitos de asesinato, posesión de armas de fuego, extorsión, agresión de armas de fuego, entre otros.

Sin embargo, fue hasta en 2010 que la Fiscalía lo acusó formalmente ante la Corte de Columbia. En seguida Rodas huyó hacia Washington, donde radicó ilegalmente por varios y fue uno de los principales cabecillas de un ala criminal de la MS, por lo que tuvo que retornar a Honduras.

A manos de los investigadores llegó información de cuatro testigos protegidos que revelaron que el 7 de abril de 2008 Rodas y otros compinches le dispararon a una persona que ellos creían que pertenecía a una pandilla rival. La víctima falleció.

También fue sorprendido en posesión de armas de grueso calibre mientras discutía con un pandillero rival al que hirió con un arma en Riverdale, Maryland, el 29 de julio de 2008.

Los fiscales lograron identificar que Rodas fue detectado enviando fuertes sumas de dinero a uno de los jefes de la MS en El Salvador a través de transacciones bancarias.

En septiembre de 2008, el hondureño y otros sospechosos sostuvieron una reunión a fin de reclutar de nuevos miembros de la mara en Maryland, mientras que en noviembre del mismo año se vio implicado en otro crimen en Washington.

Bajo fuertes medidas de seguridad, Tokiro Rodas Ramírez fue extraditado desde Palmerola a EUA, tras permanecer recluido 147 días en el Primer Batallón de Infantería ubicado en el sector de El Ocotal.

“El Perverso” fue capturado el 18 de marzo cuando jugaba un partido de fútbol en una cancha ubicada de Alianza, Valle.

En 2011, el Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió un informe en el que se le vinculó con delitos de extorsión federal y otros cargos por asesinatos, al igual que comportamientos violentos en el área de Washington.

A “El Perverso” se le relacionó con otros cuatro presuntos miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13), con quienes coordinaba hechos delictivo desde las cárceles.

“La acusación formal alega que cinco nuevos acusados eran miembros de la MS-13 en el momento de los delitos y que dos eran líderes internacionales que dirigían y supervisaban operaciones de clicas basadas en DC desde prisiones en El Salvador”, dice el documento emitido el 3 de noviembre de 2011.

Los requeridos en aquel momento respondían los nombres de: Moises Humberto Rivera-Luna, también conocido como Santos, de 42 años, quien se encontraba encarcelado en El Salvador; Marvin Geovanny Monterrosa-Larios, de 39 años, también encarcelado en El Salvador; Dennis L. Gil-Bernardez, también conocido como Pando, de 35 años, que cumplía una condena en una prisión federal por otros delitos; Tokiro Rodas Ramírez, conocido como Perverso, de 29 años, de El Salvador; y Juan Melgar-Hernandez, también conocido como Triste, de 26 años, de Silver Spring, Maryland.