«The devil’s bath» y «My favourite cake», favoritas de la crítica para el Oso de Oro

0
329

Tegucigalpa.- Tras nueve días de proyecciones, el jurado de la 74 edición de la Berlinale, presidido por Lupita Nyong’o, desvelará este sábado su palmarés, para el que suenan como favoritas la austriaca ‘The devil’s bath’ y la iraní ‘My favourite cake’, aunque también tiene posibilidades la dominicana ‘Pepe’.

En las quinielas que publica la revista Screen, la crítica acreditada en el festival da su máxima puntuación a ‘The devil’s bath’, dirigida por Veronika Franz y Severin Fiala, un filme de terror realista que transcurre en Austria en el siglo XVIII y que alza la voz por las mujeres silenciadas en el mundo rural en el pasado.

Y también a ‘My favourite cake’, de Maryam Moghaddam y Behtash Sanaeeha, directores iraníes que no pudieron viajar a la Berlinale debido a las represalias del gobierno de su país y que cuentan la historia de una viuda de 70 años que desafía los estrictos estándares morales del régimen para encontrar a un hombre con el que compartir su vida.

No obstante, el jurado presidido por la oscarizada actriz mexicano-keniana Lupita Nyong’o y en el que figura también el director español Albert Serra, defensor de un cine más radical y original, podría premiar también a la dominicana ‘Pepe’, la más atrevida de todas.

Nelson Carlo de los Santos, inspirándose en los hipopótamos que escaparon del zoo personal de Pablo Escobar en Colombia, utiliza el fantasma de uno de ellos para hablar de las huellas del colonialismo, de emigración y de machismo.

La reflexión sobre el colonialismo ha sido un tema recurrente en los filmes a competición, presente también en ‘Dahomey’, de la directora francosenegalesa Mati Diop, que documenta la restitución por parte de Francia de 26 obras de arte a Benin o en la romántica ‘Black Tea’, de Abderrahmane Sissako.

La Berlinale ha escuchado además historias de emancipación femenina, desde la italiana «Gloria!», de Margherita Vicario, fábula occidental de época con espíritu pop, a la nepalí ‘Shambhala’, imbuida por el budismo, de Min Bahadur Bham, que cerró este viernes el desfile de proyecciones.

Los abusos en la Iglesia en Irlanda («Small things like these», de Tim Mielants), los dilemas del sistema carcelario («Vogter» de Gustav Möller), la angustia por el futuro de los jóvenes (‘Langue étrangere’ de Claire Burguer) o la inmigración (‘La cocina’ del mexicano Alonso Ruizpalacios), han sido otros de los temas tratados.

Tampoco han faltado distopías como la francesa ‘L’empire’ de Bruno Dumont y la italiana «Another End», de Piero Messina. Pero mejor valoradas han resultado historias más personales como la alemana ‘Sterben’ (‘Dying’), de Matthias Glasner, o la coreana ‘A traveler’s need’, de Hong Sang-soo.

Tras el Oso de Oro que Carla Simón ganó hace dos años con ‘Alcarrás’ y el Oso de Plata a la mejor interpretación del año pasado para Sofía Otero por ‘20,000 especies de abejas’, en esta edición el cine español ha estado ausente de la competición oficial.

Por secciones paralelas han desfilado la cineasta canaria Macu Machín con el documental ‘La hojarasca’ y la catalana Anna Cornudella con ‘The Human Hibernation’ y coproducciones como ‘Reinas’ de la peruana Klaudia Reynicke, ‘Los tonos mayores’ de la argentina Ingrid Pokropek y ‘Memorias de un cuerpo que arde’ de la costarricense Antonella Sudasassi.

Además, España ha demostrado su pujanza en el mercado de series que se ha celebrado en el marco de la Berlinale, con títulos como ‘Marbella’ (Movistar+), ‘Red flags’ (Atresplayer) y ‘La ley del mar’ (RTVE).

El sábado por la mañana se darán a conocer, en rueda de prensa, los premios de los jurados independientes del certamen y por la tarde, a partir de las 18:30 horas, tendrá lugar en el Berlinale Palast la ceremonia en la que se anunciará el palmarés oficial y que pondrá fin a esta edición. EFE