Señalan que los altos salarios gubernamentales cercenan los recursos del Estado de Honduras

0
467

Tegucigalpa.- El expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Eduardo Facussé, consideró que el Gobierno debe buscar reducir la cantidad de empleados gubernamentales, ya que “cercenan los recursos del Estado”.

Facussé expuso que la situación a nivel mundial genera golpes fuertes en las subidas de los precios de todos los productos, debido a la guerra entre Rusia y Ucrania que afecta “enormemente”, especialmente sobre los fertilizantes y combustibles, encareciendo la canasta básica.

“Hay un acuerdo entre el sector obrero y el sector empresarial que sigue vigente y depende de las autoridades actuales del Cohep que se involucren en una nueva reorganización, porque hay que estar conscientes; la gente tiene problema no está llevando suficientes alimentos a sus hogares, y los costos están subiendo”, declaró.

En otro asunto, reiteró que Honduras debe buscar reducir el tamaño gubernamental, ante el aumento salarial que están solicitando los empleados públicos.

“La cantidad de empleados cercenan los recursos de Estado y eso se paga con los impuestos”, apuntó.

El empresario recordó que, en el inicio del Gobierno de Xiomara Castro, hubo promesas de una reducción salarial, pero de momento ningún funcionario la cumplió, pues “deberían de dar el ejemplo, el gasto del Estado es enorme”.

“Tenemos una deuda de más de 20 mil millones de dólares y ese servicio de la deuda se lleva prácticamente el 45 por ciento del Presupuesto General de la República, más los salarios que se pagan al sector público; dejan muy poco para efectos de salud, educación e infraestructura y la realidad es que eso nos llevan a un estancamiento económico”, remarcó.

Finalmente, acotó que Honduras “necesita crecer” y la tasa de desempleo es tan grande que continúa la migración ilegal a los Estados Unidos.

“No estamos haciendo lo propio, esperamos y tenemos la esperanza que la cosas cambien, hay que ser positivo y ser creativo”, finalizó.