Senador Merkley considera “inaceptable” el apoyo que le brindó EE.UU a JOH pese a señalamientos

0
822

Tegucigalpa.- El senador estadounidense de Oregón, Jeff Merkley, consideró que era “inaceptable” que Estados Unidos apoyara al expresidente Juan Orlando Hernández, “a pesar de sus vínculos con el narcotráfico”.

Merkley quien es miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos y del Subcomité sobre el Hemisferio Occidental, la Delincuencia Transnacional, la Democracia y los Derechos Humanos, se refirió luego del proceso que atraviesa el ex mandatario solicitado en extradición.

“Esta solicitud de extradición es una señal desde hace mucho tiempo de que EE.UU. está buscando un camino nuevo y más constructivo para las relaciones entre EE.UU. y Honduras, uno que priorice la lucha contra la corrupción y la impunidad y el respeto por el estado de derecho”, indicó.

“Era completamente inaceptable que el gobierno de los Estados Unidos apoyara al expresidente Hernández a pesar de sus amplios vínculos con el narcotráfico, incluido un supuesto patrón de uso de fondos de campaña y recursos de los contribuyentes para proteger y facilitar los envíos de drogas a los Estados Unidos”, cuestionó.

“EE.UU. debería trabajar con socios creíbles en la región, y no brindar cobertura a líderes antidemocráticos que están personalmente arraigados en la corrupción”, añadió.

Merkley fue uno de los primeros miembros del Congreso en pedir sanciones contra Juan Orlando Hernández por corrupción y alentar su identificación como narcotraficante especialmente designado.

“Me complace que desde la introducción de mi Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Honduras (S. 388) en febrero pasado, la administración Biden haya tomado medidas para recalibrar esta relación al establecer la lucha contra la corrupción como un interés central de seguridad nacional, apuntando a Juan Orlando Hernández por sanciones en julio pasado, aprovechando el impulso de las elecciones democráticas de Honduras en noviembre, priorizando las relaciones con socios de la sociedad civil, y ahora con esta solicitud de extradición”, comentó.

Asimismo, dirigió un grupo inicial de ocho de sus colegas del Senado para hacer ese llamado hace más de un año a través de la introducción de la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Honduras (S. 388), ahora respaldada por once copatrocinadores del Senado, que allanó el camino para la solicitud de la administración Biden para arrestar y extraditar a Juan Orlando Hernández.

“Todavía tenemos mucho trabajo por delante para combatir la corrupción y la impunidad en Honduras y ayudar a apoyar el estado de derecho y el desarrollo económico inclusivo que merecen los hondureños, pero la noticia de hoy es un hito importante en ese esfuerzo”, sostuvo.