Según el director del INE, el desempleo abierto total en el país oscila en un 8.5%

0
678

Tegucigalpa.- El director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Eugenio Sosa, estimó que el desempleo en Honduras “es un problema estructural” que ronda el 8 y 8.5 por ciento.  

“El desempleo es un problema estructural, problema que hay que enfrentar en dos grandes niveles; a nivel del Estado se están haciendo muchas cosas en este Gobierno en la política social, pero también a nivel de la economía”, declaró.  

Sosa indicó que “necesitamos que la economía crezca, esperamos que a futuro se incentiven las inversiones; incluso en estas nuevas relaciones con China esperamos que haya mucha más inversión”.  

El desempleo en Honduras en los últimos años ronda el 8 y 8.5 por ciento de desempleo abierto total. 

“Estamos hablando de una cantidad importante de personas en esa situación (desempleo)”, lamentó.  

“Lo más grave en Honduras, es el subempleo o subocupación porque la gente no encuentra posibilidades de encontrar empleo a tiempo completo o porque los trabajos son muy mal pagados”, apuntó.  

“A eso se le conoce como precariedad laboral; estamos hablando de más del 50 por ciento de personas económicamente activas”, enumeró.  

El desempleo en Honduras es un problema continuo que afecta a gran parte de la población. Según datos del Banco Mundial, la tasa de desempleo en Honduras en 2020 fue del 7,5 por ciento, una cifra que se ha mantenido relativamente estable en los últimos años. 

La falta de empleo formal y bien remunerado también es un problema común en el país centroamericano, donde gran parte de la economía es informal y está basada en la agricultura y el comercio informal.  

Muchos hondureños trabajan en el sector agrícola, que es vulnerable a las fluctuaciones del mercado y a las condiciones climáticas adversas. Además, la falta de educación y capacitación profesional adecuadas también limita las oportunidades de empleo para muchos hondureños. 

El desempleo también se ve exacerbado por la crisis económica y política que ha afectado a Honduras en los últimos años. La inestabilidad política, la corrupción y la violencia han hecho que muchas empresas y empleadores potenciales se alejen del país, lo que ha contribuido a la falta de oportunidades de trabajo.

Fuente: Hondudiario