Según abogada: «Celda donde estuvo Keyla Martínez, es una plancha con paredes de concreto, no hay lugar donde ella se pudo haber colgado»

0
651
Cortesía: Maya TV

Keyla Martínez no se suicidó, asegura Irma López, abogada de la familia de la estudiante de enfermería asesinada el pasado sábado en una posta policial de La Esperanza, Intibucá.

“Fui a la celda, es una plancha con paredes de concreto, no hay lugar donde ella se pudo haber colgado para suicidarse”, señaló la experta en derecho.

Con solo ver la celda ya es motivo de cuestionamiento la versión que ha revelado la Policía Nacional, que en reiteradas ocasiones ha asegurado se trato de un «suicidio».

También expertos forenses como el caso de la doctora Julissa Villanueva, ex directora de Medicina Forense, señalan que fue estrangulada.

En esta imagen se puede apreciar que en las cuatro paredes apenas entra aire por una pequeña ventana con unos barrotes en la parte superior de la pared trasera.

Tampoco se puede apreciar que existan ni bancas ni algún mueble donde la estudiante se podría haber subido para cometer el suicidio.