Roberto Contreras advierte que procederán en contra de restaurantes disfrazados en zonas residenciales de SPS

0
388

Tegucigalpa.- Tras la controversia por cerrar un negocio en el barrio Río de Piedras, porque tenía denuncias de incomodar a vecinos con música estruendosa, el edil sampedrano Roberto Contreras, invitó a los ciudadanos de zonas residenciales a denunciar locales que les quiten la paz y no les dejen descansar por las noches.

“Como alcalde quiero pedirles a todas las zonas residenciales que están siendo objeto de bares, discotecas, karaokes o lugares que causen incomodidad para que pueda descansar, que recojan firmas y vayan a la municipalidad a interponer la denuncia para que se respete la Ley de Convivencia”, apuntó.

El alcalde añadió que no es posible que haya personas que tengan negocios que disfrazados de restaurantes se convierten en discotecas o bares en zonas residenciales y no dejen dormir a los vecinos que van a trabajar y a los niños que van a la escuela.

Contreras aclaró que en la alcaldía municipal de San Pedro Sula están para apoyar a los emprendedores, pero también para apoyar a los ciudadanos para que no pierdan la paz en sus propias casas y que no puedan descansar.

Refirió que hay personas que sacan un permiso para operar como una pulpería o venta de comidas, pero luego se convierten en discotecas o bares donde el escándalo es tal que se pierde todo el respeto al vecino y se pierde la convivencia, y en aras de evitar problemas mayores, se tomarán medidas.

La controversia surgió cuando la señora Inés Altamirano protagonizó una inusual protesta al amarrarse de sus manos luego que las autoridades municipales le cerraron su restaurante ubicado en el sector conocido como Río de Piedras de San Pedro Sula, norte de Honduras, por supuesto desorden público.

Fuente: Proceso Digital