Privados de libertad elaboran más de mil piñatas para las celebraciones del Día del Niño

0
485

Tegucigalpa.-En conmemoración al Día del Niño, los internos del Recinto General del Centro Penitenciario Nacional de Támara (CPNT), han elaborado al menos 1,400 piñatas, de las cuáles, mil (1,000) fueron enviadas a distintos sectores de San Pedro Sula, Cortés de donde varios de ellos son originarios. La donación fue enviada a través de la Asociación de Familiares de las Personas Privadas de Libertad.

“Sabemos que con este pequeño granito de arena estamos contribuyendo a la felicidad de nuestros niños y sobre todo, a la integración familiar. Ellos son el núcleo que nos dan la fortaleza para seguir adelante y los llevamos siempre en nuestra mente y corazón”, fueron las palabras de un privado de libertad que integra el proyecto “Manos Bendecidas, Rehabilitadas, Cambiando Honduras”.

Mientras que, más de 400 piñatas fueron entregadas a organizaciones que trabajan con niños en condición de calle, orfanatos, internados y al módulo de Casa Cuna de la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS). Los internos manifestaron que el objetivo de la donación es que los menores disfruten de “Un Día del Niño de Manera Especial”.

Carlos Soria, representante de la Fundación Ángeles sin Fronteras, dijo estar muy agradecido, ya que debido a la situación de la pandemia no habían logrado obtener muchas donaciones para celebrar el Día del Niño, pero al recibir las piñatas podrán brindar un momento de alegría a los menores. Esta fundación es integrada por varios chef que recorren el país entregando comida a los niños en la calle.

Por su parte, Sor Eugenia de La Cruz en representación de la Casa del Niño, agradeció el gesto de bondad por parte de los privados de libertad el cual permitirá que las 30 niñas que cuidan por estar en condición de vulnerabilidad disfruten en esa fecha tan especial.

“Pedimos a Dios que bendiga a estas manos sagradas que han elaborado este gran trabajo. Muchas bendiciones para todos, que Dios les devuelva con esplendidez toda esta generosidad, este trabajo incondicional que están entregando a la niñez más desfavorecida de Honduras” agregó.

Mientras que el Padre Agustín Lara, de la Pastoral Penitenciaria de la Iglesia Católica, agradeció la proyección social por parte de los privados de libertad, “no es fácil pero ellos están llevando a cabo este bonito gesto que va alegrar la vida de los niños este próximo 10 de septiembre”.

Al respecto, el Coronel de Infantería Nery Arita, Sub Director de Desarrollo Institucional del INP, recordó que la niñez es el futuro de Honduras y sé que se van a sentir alegres y agradecidos con este gesto que están realizando. Hoy tocan el corazón de muchas familias al hacer esta entrega sin ningún compromiso, sin ningún interés.

Por su parte, el director del CPNT, incito a los internos a continuar demostrando a la sociedad hondureña lo bueno que ellos están haciendo, proyectándose con la población en general. Muestren afuera lo bueno que han aprendido, el trabajo que realizan y todo lo que hacen y así ir cambiando el concepto que tiene la población.

El pasado 13 de julio, los internos entregaron al Asilo de Ancianos del Hospital General San Felipe, la donación de seis camas matrimoniales talladas en madera y seis hamacas, el producto fue elaborado por los privados de libertad y entregado a las autoridades del asilo.