Presidente de Juntas de Agua manifiesta que unos 130 barrios y colonias de Tegucigalpa tendrán problemas con el vital líquido debido a los incendios  

0
522

Tegucigalpa.- Los barrios y colonias de la capital se verán afectados por racionamientos de agua, debido a los incendios forestales de los últimos días que rodean a Tegucigalpa.  

Al respecto, el presidente de Juntas de Agua, Manuel Amador, advirtió que, a consecuencia de los incendios forestales registrados en El Hatillo, “esto provocará un racionamiento drástico del vital líquido en los diferentes barrios y colonias de la capital en los próximos días”.  

“Nos preocupa esta situación, no hay ninguna duda que el volumen de agua bajara, son 130 colonias las que se abastecen de la cuenca de agua del cerro El Picacho”, insistió.  

Amador anticipó una fuerte crisis por el agua, y confía en que los incendios forestales sean controlados.  

Al menos tres incendios forestales en tan solo cinco días en la zona de El Hatillo dejaron más de 400 hectáreas de bosque quemadas.  

Para apagar las llamas tuvieron que ser utilizados miles de galones de agua, situación que pasará factura a los capitalinos que necesita el líquido.  

Durante los meses de verano, los incendios forestales son un problema recurrente en Tegucigalpa, la capital de Honduras. Además de los peligros asociados con el fuego en sí, estos incendios también pueden tener consecuencias graves en términos de escasez de agua. 

Los incendios forestales pueden dañar gravemente las fuentes de agua. Esto se debe a que los incendios pueden alterar el suelo y la vegetación circundantes, lo que puede provocar la erosión del suelo y la contaminación de los cuerpos de agua cercanos. 

En Tegucigalpa, los incendios forestales han provocado una grave escasez de agua en algunos sectores de la ciudad. Según informes de medios locales, los incendios en las zonas cercanas a la represa Los Laureles han afectado gravemente la calidad y cantidad de agua disponible para los residentes.

Fuente: Hondudiario