Presidenta Castro ordena suspender licencias ambientales de acuicultura en el Lago de Yojoa

0
330
Cortesía de HCH.

Tegucigalpa.- La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, ordenó este martes suspender las licencias de operación ambiental a empresas de acuicultura industrial que están «destruyendo» el Lago de Yojoa, uno de los principales sitios turísticos en la región central del país.

«Les ordenó la suspensión de las licencias de operación ambiental de acuicultura industrial de gran escala que están destruyendo nuestro Lago de Yojoa», indicó Castro durante el lanzamiento de una campaña de reforestación en el parque arqueológico Los Naranjos, al norte de Tegucigalpa.

Agregó que el Lago de Yojoa «está seriamente dañado por la depredación de los grandes negocios industriales que han contaminado sus aguas, destruido sus acuíferos y sus reservas de peces han sido envenenadas dramáticamente».

Para salvar el Lago de Yojoa, que se localiza en los límites de los departamentos de Comayagua (centro), Cortés (norte) y Santa Bárbara (occidente), se debe «terminar con las corruptas concesiones lesivas al interés nacional con las que han saqueado nuestros recursos, recursos que le pertenece al pueblo hondureño», enfatizó Castro.

El lago hondureño «tenemos que rescatarlo y ponerlo al servicio de la naturaleza, del medio ambiente y de los seres humanos», subrayó la presidenta de Honduras.

«Para salvar nuestro lago aplicaremos lo que manda nuestra Constitución, lo que mandan también los convenios internacionales y nuestras leyes, cancelando los permisos y las concesiones ilegales que a gran escala destruyen el ecosistema del Lago de Yojoa», reafirmó Castro.

Destacó además que es «impostergable» salvar el Lago de Yojoa, un «patrimonio natural, propiedad del pueblo hondureño, es nuestro único lago de agua dulce que colinda con varios departamentos del país y es conocido como una zona de reserva natural de las más importantes del continente americano».

La mandataria hondureña encabezó el lanzamiento de la campaña de reforestación «No te rajes compa, vamos a reforestar», que promueve el Instituto de Conservación Forestal (ICF), , con motivo del Día del árbol, que se conmemora el 30 de mayo.

El objetivo de la campaña es restaurar 24.000 hectáreas en zonas de recarga hídrica, 8.000 hectáreas con técnicas de reforestación, 15.000 con manejo y protección de regeneración natural y 1.000 de restauración bajo sistemas agroforestal con enfoque en la seguridad alimentaria, según el ICF.

La campaña pretende además «concientizar» a la población sobre la importancia de la reforestación y el cuidado de nuestros bosques para hacer frente a los «efectos negativos» del cambio climático, señaló el ICF.

El país, uno de los más vulnerables del mundo a los desastres naturales, según fuentes oficiales, pierde entre 60.000 y 80.000 hectáreas de bosques por causas como la tala ilegal, incendios forestales, el consumo de leña para cocinar alimentos y la industria maderera. EFE