Piden a los funcionarios que ganan más de 200 mil lempiras que renuncien al 50% de su salario

0
1013

Tegucigalpa.-El analista político Olban Valladares señaló hoy que el nepotismo es uno de los factores que incide en toda la administración pública de Honduras.

Además, exhortó a los funcionarios que devengan salarios superiores a los 200,000 lempiras que, por moralidad y respeto al pueblo hondureño que clama por alimentación, salud y educación, que renuncien por los menos al 50% de lo que están devengando.

Declaró que la contratación de hijos, hermanos, nueras, suegras, amantes y otras hierbas, por funcionario de alto nivel, en la estructura gubernamental, es precisamente lo que el pueblo no tolera.

Todo en el mundo tiene derecho al trabajo, el problema es que se contratan personas que no tienen la eficiencia, la formación ni la voluntad de trabajo.

Señaló que hay muchos parientes que llegan a la oficina sólo recoger el cheque y que otros ni siquiera hacen eso, porque se los mandan.

Por consiguiente, no es justo que alguien sólo por sus vínculos consanguíneos o sus vínculos de afinidad con los funcionarios públicos esté devengando mucho más.

Añadió que el peor nepotismo es el que se trata en las delegaciones diplomáticas de todo el mundo donde el gobierno precisamente abusa de eso.

Valladares también se refirió a los salarios extraordinariamente abusivos e inmorales que tienen algunos funcionarios públicos en ciertas instituciones del Estado con sueldos arriba de 200.000 lempiras.

“Un país tan pobre como Honduras, un país que está clamando por alimentación, salud y educación no merece que se le trate así”.

Solicitó que, por moralidad, esos funcionarios, deberían hacer como en otros países, renunciar mínimo al 50% de lo que están devengando.