Países árabes dan el pésame a Irán con escuetos comunicados y el mínimo de palabras

0
321

Tegucigalpa.- Los países árabes expresaron este lunes sus condolencias a Irán por la muerte del presidente de ese país, Ebrahim Raisí, en un accidente de helicóptero, en su mayoría en escuetos comunicados, con el mínimo de palabras, y dirigidos en algunos casos al «pueblo iraní» y no a responsables del Gobierno de Teherán.

Los aliados de Irán, como Siria, el grupo chií Hizbulá o los hutíes del Yemen sí fueron más claros en destacar el papel de Raisí «en apoyo a la resistencia» o su labor en el fortalecimiento de «relaciones estratégicas» bilaterales.

Siria, aliado próximo de Teherán, así como Líbano e Irak, con gran parte de su población chií, anunciaron entre uno y tres días de luto por la muerte de Raisí, su ministro de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, y otros altos funcionarios en el accidente, la pasada noche, en una zona montañosa del noroeste iraní.

«La República Árabe Siria comparte el dolor del amigo pueblo iraní por la gran pérdida que supone la muerte del presidente Ebrahim Raisí, el ministro de Asuntos Exteriores y sus acompañantes en un doloroso accidente mientras cumplían con su deber», dijo el Gobierno sirio en un comunicado.

Anunció «luto general oficial por un período de tres días», en los que «las banderas ondearán a media asta» en todo el país y «en todas sus embajadas y organismos diplomáticos en el extranjero», mientras que el presidente sirio, Bachar al Asad, recordó el esfuerzo de Raisí por unas «relaciones estratégicas» y «prósperas» entre Teherán y Damasco.

Algunos Estados árabes, como Arabia Saudí, evitaron dirigirse al líder supremo iraní, Ali Jameneí, y prefirieron al hasta ahora vicepresidente primero de Irán, Mohamad Mojber, quien ocupará la presidencia en funciones del país durante los próximos 50 días, según la Constitución de la República Islámica.

«Le enviamos a usted y al pueblo hermano de la República Islámica de Irán nuestro más sentido pésame (…)», relata un mensaje dirigido por el rey saudí, Salmán bin Abdelaziz, a Mojber, según la agencia de noticias oficial saudí, SPA.

Otros, como Egipto y la Liga Árabe, expresaron sus condolencias en términos similares, si bien dirigiéndose al «pueblo iraní» en comunicados muy escuetos y evitando mencionar alguna figura concreta del ultraconservador régimen chií de Teherán.

«La República Árabe de Egipto llora, con gran tristeza y dolor, al presidente Ebrahim Raisi (…) y al Ministro de Asuntos Exteriores y a sus acompañantes

, que fallecieron (…) tras un doloroso accidente», dijo el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi.

Según su oficina de prensa, Al Sisi dijo que «Egipto extiende sus más sinceras condolencias y solidaridad al hermano pueblo y los dirigentes iraníes».

Egipto, al igual que otros influyentes países árabes, como Arabia Saudí, no esconde su preocupación por los programas nuclear y de armamento de Irán o por el apoyo de Teherán a grupos chiíes en la región árabe.

El Cairo sí ha mantenido consultas en los últimos meses con el Gobierno de Raisí, en el poder desde 2021, para normalizar sus relaciones, congeladas desde la Revolución Islámica de 1979, mientras que Arabia Saudí alcanzó en 2023 un acuerdo para restablecer sus relaciones con Teherán, gracias a la mediación de China.

El secretario general de la Liga Árabe, que agrupa a 22 países, Ahmed Abulgheit, ofreció por su parte «mis condolencias al pueblo iraní (…) tras el trágico accidente aéreo. Rogamos a Dios que los colme de misericordia y perdón e inspire a sus familias con paciencia y consuelo».

En términos similares se expresó Emiratos Árabes Unidos (EAU), que mantiene una disputa con Irán desde 1970 por tres islas en el golfo Pérsico, aunque es uno los socios comerciales de Teherán.

«Nuestras sinceras condolencias al hermano pueblo iraní y a sus dirigentes (…). Nuestros corazones están con ustedes en este momento difícil», dijo en su cuenta oficial en X el primer ministro de EAU y gobernador de Dubái, Mohamed bin Rashed.

Por su parte, el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Thani, expresó sus condolencias «al Gobierno y al pueblo de la República Islámica (…)».

Catar es uno de los pocos países árabes del golfo Pérsico próximos a Irán y ha mediado en varias ocasiones entre Teherán y otros países, en particular Estados Unidos, para acercar puntos de vista respecto a temas como el programa nuclear o el de misiles balísticos iraníes.

Por otro lado, los rebeldes hutíes del Yemen, respaldados por Irán, recordaron que «el mártir Ebrahim Raisí fue un ejemplo de líder musulmán valiente, leal a los problemas de la nación y deseoso de lograr sus aspiraciones de orgullo, dignidad, construcción y progreso».

«Sus posiciones sobre los problemas de la nación fueron claras, fuertes y valientes», dijo el jefe del consejo de gobierno de los rebeldes hutíes chiíes de Yemen, Mahdi al Mashat, en el que enfatizó que la muerte de Raisí «es una gran pérdida para todos los pueblos de la nación islámica». EFE