Obispo emérito español en Honduras rechaza “Gobierno dictador” de Nicaragua

0
335

Tegucigalpa.- El obispo emérito español Ángel Garachana expresó este viernes en Honduras su “rechazo total” al “Gobierno dictador” de Nicaragua y lamentó que se haya prohibido a la Iglesia católica de ese país celebrar las procesiones del viacrucis durante la Semana Santa.

“Manifiesto mi rechazo total a este modelo de gobierno”, subrayó Garachana durante el viacrucis en la ciudad de La Ceiba, en el Caribe de Honduras.

Dijo que espera que ese modelo dictatorial “nunca ocurra” en Honduras, país donde “tenemos la libertad de expresar privada y públicamente nuestra fe”.

“En Nicaragua, por la dictadura de quienes están gobernando, no solo se ha prohibido las expresiones democráticas de tipo político y social, sino que hasta han prohibido las manifestaciones públicas de la fe”, lamentó Garachana, quien recientemente dejó de liderar la archidiócesis de San Pedro Sula, la segunda mayor ciudad de Honduras.

Agregó que prohibir las procesiones del viacrucis “es uno de tantos signos que es un Gobierno dictador que impone su manera de pensar y que no deja a los fieles la libertad política ni religiosa para poder expresar su fe”.

“Expresar la fe en público es un derecho que debe ser respetado, no respetarlo es una manera de Gobierno de dictadura que impone su pensamiento único a todos los demás”, enfatizó.

Garachana comentó que muchos nicaragüenses han viajado a Honduras para participar en las procesiones, mientras que otros fieles están viviendo su fe en Nicaragua “a puerta cerrada” en las iglesias.

El obispo emérito apostilló que de “una u otra forma el Gobierno dictador caerá y llegarán tiempos mejores para los fieles cristianos” en Nicaragua.

En febrero, la Policía Nacional de Nicaragua prohibió a la Iglesia católica nicaragüense celebrar las procesiones del viacrucis durante la Cuaresma y la Semana Santa.

El obispo de la diócesis nicaragüense de León y Chinandega (oeste), Socrates René Sandigo, dijo el 24 de febrero que la autoridad policial solo autorizó realizar los viacrucis a lo interno o en el atrio de las parroquias, pero no en las calles. EFE