“No se deben satanizar las palabras de la embajadora”, dice asesor del Cohep “es un llamado a trabajar”

0
438

Tegucigalpa.- El gerente de Asesoría Legal en el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Gustavo Solórzano, manifestó este miércoles que la preocupación de la iniciativa privada se refleja en el discurso de la embajadora de los EEUU, Laura F. Dogu.

La diplomática estadounidense indicó durante una reunión en Tegucigalpa con directivos de la Cámara de Comercio Hondureño Americana (AmCham) que preocupa a su gobierno el tratamiento a la inversión extranjera en el país.

“Desafortunadamente, algunas políticas están complicando sus probabilidades de éxito. Por ejemplo, la estrategia con el sector energético. También las reformas no muy acertadas de la ley de empleo por hora y los mensajes del Gobierno sobre la necesidad de reducir o eliminar los incentivos para inversión”, enfatizó.

En ese sentido el gobierno de Honduras a través de su canciller, Eduardo Enrique Reina, anunció que el próximo 31 de octubre al mediodía entregará una “protesta por escrito” a la embajadora norteamericana a quien han “advertido varias veces” de injerencia.

El titular de Relaciones Exteriores expresó a medios desde Argentina en donde participa en una reunión de cancilleres de la Celac que ese lenguaje sí es “preocupante” y pareciera más bien “desestabilizar la inversión” en la nación centroamericana.

Gustavo Solórzano

En el contexto de estos acontecimientos en las últimas horas, el representante del Cohep expresó hoy que las palabras de la embajadora Dogu debieran ser tomadas desde un “sentido reflexivo” para el pueblo hondureño y sobre todo las autoridades.

Las palabras brindadas por la diplomática estadounidense deberían abarcar también al sector privado de Honduras, considerando a la vez que las mismas no se trate de un tema de injerencia “no es una política exterior de un Estado hacia otro”.

“Me parece que es todo lo contrario, que se trata de acciones de amigo que dan consejos sanos a efectos de solucionar los problemas más grandes en los países y en nuestro caso es el de generación de empleo”, externó.

Ser competitivos

A su opinión, el discurso de la embajadora Dogu estaría orientado a que Honduras “pueda ser un país competitivo” en vista de haber un montón de temas a resolver en la actualidad, relacionados a política energética, entre otros.

Solórzano se refirió a varios aspectos, sin embargo, en la temática de “Empleo por Hora” comentó que como empresa privada lo advirtieron en su momento, señalando que el Estado debe contar con políticas de empleo a fin de generar cierta flexibilidad a las empresas.

“Aquí se derogó la ley de Empleo por Hora y no se buscó ninguna otra alternativa para las personas que estaban bajo esta modalidad, la cual creo les funcionaba, al igual que a las empresas”, subrayó a Radio América.

El entrevistado dijo a esta casa de radio que las invasiones y el irrespeto a la propiedad privada es algo que podría pasarnos factura “más temprano que tarde”. “No se están tomando las acciones necesarias”, agregó.

El tema de seguridad jurídica y de combate a la corrupción e impunidad es algo que toda la ciudadanía tiene claro se debe mejorar, recalcó el asesor legal del Cohep, quien recordó a la vez que la instalación de la CICIH es necesaria en el país.

“Necesitamos un organismo internacional que venga a colaborar y dar certeza que en Honduras la justicia va a ser aplicada (…) esto es algo que se viene repitiendo o demandando por varios actores”, acotó.

Mensaje de reflexión para corregir

Volviendo al tema, Solórzano, reiteró que la embajadora en su mensaje “sólo nos quiso decir: Honduras, hay oportunidades para ustedes, pero por favor trabajen mejor y pónganle mayor ojo a estos temas”.

La manera en la que lo están viendo los inversionistas internacionales, añadió, es porque el país no es un territorio propicio todavía para generar inversiones. “Eso es lo que nos está diciendo en términos generales la embajadora para que nos pongamos a trabajar”.

“Yo creo que no es de criticar, sino más bien de reflexionar sobre lo que se ha hecho y tratar de mejorar hacia futuro con el propósito que buena parte de esos 2 mil millones de dólares que se han anunciado sean recursos que vengan al país a ser invertidos”, enfatizó.

De esa manera expresó que como empresa privada están abiertos a colaborar con el gobierno en “un buen sentido” a fin de lograr beneficios para los hondureños.

En pocas palabras, dijo, el discurso de la embajadora de los EEUU “es un llamado a la reflexión sobre lo que sería bueno corregir. Creo que n o hay que satanizar las palabras de la diplomática y tampoco constituye un acto injerencista como se ha manifestado”.

Trabajar

“Si Honduras tuviera inversiones en otros países, me parece que también se preocuparía y estaría autorizado para emitir opiniones. Los embajadores en cualquier parte del mundo buscarán proteger las inversiones de sus naciones”, apuntó.

Antes de finalizar expresó que lo manifestado por Dogu a su consideración son “consejos de amigos, en la diplomacia eso existe y nos deberían interesar, porque de nada nos serviría que haya una embajadora la cual no nos diga que está bien y que no”.

“El llamado de la embajadora es para que nos pongamos a trabajar porque hay dinero afuera que necesita ser invertido y Honduras es una posibilidad”, concluyó.

Información de Radio América