Niños hondureños deben volver a escuelas hasta estar vacunados, dice pediatra

0
204

Tegucigalpa.- Los menores en Honduras no deberían volver a las aulas de clases hasta que no estén vacunados, señaló este jueves el pediatra Darío Zúñiga, quien lamenta el relajamiento que está observando entre la población en el cumplimiento de las medidas anticovid.

En entrevista con Efe, Zúñiga dijo que ve «complicado» que los niños y adolescentes puedan regresar al colegio mientras no estén vacunados con al menos dos dosis.

«En un mundo ideal tendríamos que esperar a que los niños sean vacunados» para volver a los centros educativos, subrayó el especialista que ha estado en primera línea de atención durante la pandemia.

Zúñiga indicó que hay que analizar si el regreso al colegio puede desencadenar un «rebrote» de contagios de la covid-19 en Honduras, donde los no vacunados contra el virus son los que están presentando «mayor morbilidad» por el coronavirus.

Advirtió que los menores son «grandes contagiadores» si tienen covid-19, por lo que considera importante tener una inmunidad de los niños antes de volver a clases presenciales este año.

En las últimas tres semanas, Honduras registra casos de niños con «infección por influenza, rinovirus, enterovirus, covid-19, entre otras infecciones bacterianas respiratorias», explicó.

Ante este panorama, Zúñiga cree que mezclar a los niños en las aulas de clases «nos puede provocar muchas contaminaciones», por lo que instó a las autoridades a «tener mucho cuidado» previo a autorizar el retorno a clases.

Las autoridades sanitarias de Honduras tienen previsto vacunar a un millón de jóvenes de entre 12 y 17 años, y a más de 1,3 millones de niños de entre 5 y 11 años.

TERCERA DOSIS PARA MENORES

El pediatra se mostró a favor de administrar la tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19 a menores de entre 12 y 17 años y vacunar con dos dosis a los de entre 5 y 11 años.

Destacó además que la infraestructura escolar del sistema público del país centroamericano está «totalmente deteriorada» y la mayoría de los centros educativos carecen de agua, por lo que el Gobierno debe garantizar la dotación de alcohol gel y mascarillas.

Los niños que han nacido durante la pandemia son «miedosos, temerosos, un poco apáticos a nuevos rostros porque no tienen interacción social», señaló el pediatra al tiempo que reconoció la importancia de que los menores vuelvan a la escuela, pero bajo medidas de bioseguridad y vacunados.

«Tenemos la necesidad como sociedad de que nuestros hijos vuelvan a la escuela, pero para eso hay que vacunarlos, vacunar a los maestros y mantener una vigilancia (epidemiológica)», enfatizó.

A su juicio, el confinamiento por la pandemia ha evitado que los niños sufran otras enfermedades, pero con la apertura de la economía ha aumentado el número de niños enfermos en las últimas semanas.

PREOCUPA FALTA DE MEDIDAS DE PROTECCIÓN

La pandemia ha causado en los niños «un estancamiento en el aprendizaje» y a nivel psicológico, afirmó el pediatra, quien lamentó que todavía hay personas que no cumplen medidas de protección como mantener una distancia con otra gente de al menos un metro y usar mascarilla.

El médico ve «preocupante» el relajamiento entre la población y exhortó a las autoridades a aplicar «sanciones» a las personas que no utilicen mascarilla, además de exigir el carné de vacunación.

«El hecho de que la gente esté vacunada nos protege a los que creemos en la enfermedad y protege a nuestros niños, creo que esta es una situación de Estado, una condición que no es negociable, la salud de la niñez y tampoco la nuestra; deberíamos tener una sanción para el que no esté vacunado», acotó el pediatra hondureño. EFE