OMS: “Aunque Ómicron parece ser menos severo, no significa que deba clasificarse como leve”

0
218

En medio de lo que la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha catalogado como “un tsunami” de casos a nivel mundial ligados especialmente a las variantes Ómicron y Delta, la entidad indicó que aunque la última variante Ómicron parece ser menos agresiva, los países no deben bajar la guardia. En su último recuento, la entidad, registró un aumento del 71% en los contagios por coronavirus a nivel mundial.

Las cifras son contundentes: en la semana contabilizada hasta el 2 de enero, los contagios globales por Covid-19 aumentaron en un 71%, según un recuento de la OMS comparado con uno realizado la semana anterior. Esto se traduce en 9,5 millones de contagios a escala mundial. 

Los índices de muertes son sin embargo menos desalentadores para los ciudadanos, que en varias partes del mundo ya cumplen dos años acatando directrices para afrontar la pandemia y en otras muchas están a punto de cumplirlos.

Según los mismos parámetros de la OMS -cifras documentadas la semana anterior al 2 de enero-, las muertes a causa del coronavirus en todo el mundo fueron de 41.000, lo que convierte ese periodo de tiempo en la cuarta semana consecutiva con descenso de muertes por la enfermedad.

Indicios de menor gravedad de Ómicron, la OMS llama a la cautela

El mismo día en que se publicaron estas cifras, varios funcionarios de la OMS, entre los cuales su secretario general Tedros Adhanom Ghebreyesus, hablaron al respecto de la variante Ómicron de coronavirus, a la cual se atribuye gran parte del actual ‘tsunami’ de contagios. 

El alto directivo y sus compañeros resaltaron que, aunque todo parece apuntar a que la variante inicialmente detectada en Sudáfrica produce una enfermedad menos grave que variantes anteriores como Delta, no se debe bajar la guardia ante esta nueva mutación. 

“Si bien Ómicron parece ser menos severa en comparación con Delta, especialmente en los vacunados, no significa que deba clasificarse como leve”, dijo el director general de la entidad mundial de salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante la sesión informativa de este jueves. 

El funcionario llama a la cautela a pesar de que, hasta el momento, varios estudios realizados en Reino Unido y Sudáfrica indican que Ómicron tiene un menor riesgo de hospitalización que Delta. También habría menores riesgos tanto en personas jóvenes como en adultos mayores, según indicó Janet Díaz, líder de manejo clínico de la OMS, no obstante, las cifras de contagios de la entidad revelan que la mayor propagación de la variante de podría comportar muchas más complicaciones para sistemas sanitarios de todo el mundo, que ya enfrentan también el crecimiento en el número de hospitalizaciones por Covid-19.

“Refuerzo tras refuerzo en un pequeño número de países no pondrá fin a la pandemia”

Durante la jornada, Ghebreyesus reiteró su constante llamado a detener la aplicación de dosis de refuerzo de vacunas anti-covid en poblaciones que ya han recibido un cuadro completo de vacunación, en aras de distribuir las vacunas existentes y las nuevas que se produzcan a territorios con pocos recursos. 

El experto advirtió que, con los planes de vacunación actuales, 109 países no alcanzarán el objetivo de la OMS de que el 70% de la población mundial esté completamente vacunada para julio, un objetivo que la entidad resalta como indispensable para poner fin a la peor etapa de la pandemia. 

“Refuerzo tras refuerzo en un pequeño número de países no pondrá fin a una pandemia mientras miles de millones permanezcan completamente desprotegidas”, dijo haciendo eco de las palabras de Ghebreyesus Bruce Aylward, asesor de la entidad sanitaria. 

Aylward también especificó que 36 países no han llegado ni al 10% de la cobertura de vacunación e indicó que 80% de los casos graves por coronavirus se dan entre personas que no han sido vacunadas. Mientras, la pandemia que golpea al mundo por dos años sigue cobrando vidas, colapsando sistemas sanitarios y entorpeciendo tratamientos y recursos para tratar otras enfermedades.