Nasry Asfura propone un gobierno sin colores, con apoyo a las 298 alcaldías del país

0
275

Tegucigalpa.-El candidato presidencial del Partido Nacional (PN), Nasry Asfura, anunció que implementará como presidente el mismo estilo utilizado durante ocho años al frente de la alcaldía de la capital de Honduras: mucho trabajo de campo, poco o nada detrás del escritorio.

“Aquí me van a tener con ustedes, vendré a conversar y a ver cuáles son los problemas para solucionarlos. Yo no pasaré sentado detrás de un escritorio”, ha dicho Papi en sus conversaciones con productores de palma africana, de bananos, en las fincas cafetaleras, con los campesinos, cooperativistas, con los micros, pequeños y medianos empresarios.

Como muestra de que su estilo de gerenciar es diferente, Papi confiesa que “Ni un solo día me he sentado en mi escritorio de la alcaldía, todos los días salgo a calle a servir a ver dónde están los problemas”.

“Yo salgo a resolver problemas, sin ninguna cámara, sin nadie que me siga, sin nadie que me entreviste, directo, viendo cuáles son las necesidad y cuáles son los problemas para solucionarlos”, agrega el popular candidato del Partido Nacional.

A diferencia de la tradición política hondureña, Papi tampoco realiza ceremonias para inaugurar las obras construidas durante su administración. Como presidente, adelanta, será igual.

A sus cinco ejes de propuesta de gobierno (trabajo, salud, infraestructura, transparencia y educación), Papi agrega un gobierno “sin colores con los 298 alcaldes del país”.

Vamos a trabajar con las 298 alcaldías del país –señala–, llevarles los ingresos, los instrumentos y la gran fuerza para hacer los cambios desde allá adentro hacia afuera.

De esa forma, concluye Papi, “Generaremos trabajo. Eso es lo que le interesa a la gente. Será un gobierno para todos”.