Mujer deportada de los EEUU es hospitalizada de emergencia al presentar sintomatología de COVID-19

0
792
Según informaron la mujer arribó deportada al país el pasado lunes a través del aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula donde la esperaban agentes policiales, para capturarla por suponerla responsable del asesinato de su pareja sentimental en el año 2017.

Tegucigalpa- Autoridades del Hospital Regional de Occidente informaron que una mujer deportada de los Estados Unidos desde el pasado lunes fue ingresada de emergencia en las últimas horas por presentar toda la sintomatología de COVID-19.

Según informaron la mujer arribó deportada al país el pasado lunes a través del aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula donde la esperaban agentes policiales, para capturarla por suponerla responsable del asesinato de su pareja sentimental en el año 2017.

El hecho violento ocurrió en la comunidad de La Esperancita, Santa Rosa de Copán, por lo que autoridades policiales la trasladaron hacia esa ciudad para que rindiera cuentas ante la justicia.

De su lado, la portavoz del Instituto Nacional Penitenciario (INP) Digna Aguilar, indicó que “ella no ha tenido ningún contacto con la población penitenciaria de Santa Rosa de Copán, en vista de haber sido presentada primero a los Juzgados”.

Asimismo, aclaró que todo el personal asignado a las cárceles hondureñas usa mascarilla y guantes, como una medida de bioseguridad personal para evitar los contagios de COVID-19.

En ese sentido, agregó que en los centros penales hay un protocolo de bioseguridad el que incluye una evaluación médica por parte del personal asignad, también hay una zona de aislamiento donde se confina a las personas que ingresan a la cárcel donde permanecen un período de 14 días de cuarentena donde son evaluadas constantemente.

Puntualizó que la mujer solamente permaneció breves instantes en el centro penal de Santa Rosa de Copán, no obstante, se girarán las instrucciones pertinentes, aunque el personal médico de la cárcel tuvo que haberla evaluado, así como al personal que tuvo contacto con ella.