Ministro de Transparencia asegura que es “sospechoso” el interés por tocar el tratado de extradición en el país

0
318

Tegucigalpa.- El titular de la Secretaría de Transparencia, Edmundo Orellana, aseguró que levanta muchas sospechas el interés que se ha generado entre los diputados del Congreso Nacional (CN) por discutir una Ley de Extradición que, a su juicio, beneficiará a varios vinculados con delitos.

Esto también luego que la presidenta del Poder Judicial, Rebeca Ráquel, dijera en los últimos días que están de acuerdo en que las extradiciones se hagan de acuerdo a una ley, ya no con el auto acordado como se han venido dando desde 2014.

En ese sentido, Orellana sostuvo que, “es sospechoso que haya interés por algunos políticos de esta iniciativa de Ley de Extradición y no haya interés para revisar el Código Penal, la Ley de Impunidad que se aprobó en el Congreso anterior y derogar otros decretos que han hecho tanto daño al país y que han favorecido a la impunidad, corrupción y el narcotráfico”.

En comunicación con noticieros Hoy Mismo, el funcionario aseguró que la aprobación de esta ley beneficiaría a muchos diputados del Legislativo que están imputados en los tribunales hondureños y señalados en Estados Unidos por supuestos vínculos con el narcotráfico.

Según Orellana, una normativa sobre la extradición-cuyo proceso tarda 100 días, en promedio, desde la petición hasta la entrega, sería un laberinto con el que se dilataría dicho proceso.

“Es muy probable que esta gente pueda incidir en la estructuración de la la ley y convertirla en un laberinto para que los extraditables no puedan ser extraditados a Estados Unidos”, apuntó.

Por lo tanto, Orellana consideró que antes de discutirse el tema, primero se debe cerciorar que el Hemiciclo Legislativo esté limpio de la criminalidad organizada, es decir, que los diputados que la apoyen no estén involucrados en actos delictivos por los que puedan ser solicitados en extradición.

Actualmente, Honduras cuenta con un auto acordado, que la Corte Suprema de Justicia aprobó en 2013, que regula el proceso judicial de una extradición.

Este instrumento tuvo vida luego de que el Congreso Nacional reformara el artículo 102 de la Constitución.

De igual manera, se han suscrito convenios de extradición con otras naciones, como el firmado en 1927 con Estados Unidos.

No obstante, desde hace algunos años, varios sectores políticos han reclamado la creación de una ley especial.

Desde 2014, unos 36 hondureños han enfrentado o enfrentan juicios en Estados Unidos, tras entregarse o ser entregados en extradición por narcotráfico.