Migrante venezolano relata trágico recorrido hacia Honduras

0
568

Tegucigalpa.- Un joven migrante de de Venezuela compartió su desgarrador testimonio sobre el peligroso viaje que lo llevó desde su país natal hasta Honduras. Durante su odisea, el muchacho que tiene como destino Estados Unidos, fue testigo de horribles tragedias, incluyendo la muerte de niños y adultos en el temido cruce del mortal paso por el tapón del Darién en Choluteca.

El migrante, inicialmente destacó en Televida,  la importancia del apoyo brindado por Caritas de Honduras y la amabilidad de la gente en la ciudad. A pesar de los riesgos, se siente agradecido por la hospitalidad hondureña y enfatizó que, si se camina con cuidado y se muestra respeto, la mayoría de las personas responden de manera positiva.

Proveniente de Colombia, el joven relató que su travesía desde allí hasta Honduras duró casi tres semanas. Sin embargo, la peor parte del viaje fue la terrible pérdida que presenció. Vio a personas morir, niños fallecer y miembros de su grupo quedarse atrás. La experiencia de cada migrante es angustiante, con madres luchando solas en la selva y tragedias que incluyen ahogamientos y asesinatos.

Uno de los momentos más impactantes fue el descubrimiento de una familia aparentemente africana que había sido asesinada en su carpa. El olor fétido los condujo a abrir la tienda de campaña, revelando la espantosa escena de un hombre, una mujer, un niño y una niña apuñalados, quienes llevaban tres días sin ser descubiertos.

El joven migrante hizo un llamado a la conciencia, especialmente para aquellos que consideran emigrar desde Sudamérica. Advierte sobre los peligros que enfrentan las personas con enfermedades crónicas como la diabetes y ruega que no expongan a los niños a estos peligros mortales.

Explicó que su decisión de dejar Venezuela se debió a la situación política y económica en su país. Criticó el socialismo como una medida mediocre que engaña a los pueblos inocentes. Subrayó la falta de educación política en América Latina y señaló que, a diferencia de Europa, donde los partidos socialistas y comunistas rara vez ganan elecciones, en América Latina estos movimientos son a menudo utilizados por personas corruptas para prometer igualdad sin cumplirlo.