Miembro de la ASJ considera que es un derecho de los hondureños saber a qué precio se compran las vacunas

0
527

Tegucigalpa.- El director de seguridad y justicia de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) Kenneth Madrid, manifestó este viernes que es un derecho de todos los hondureños saber a qué precio se han comprado las vacunas contra el Covid-19.

Las declaraciones de Madrid se dan luego de que el pasado martes 7 de septiembre el Pleno del Congreso Nacional aprobara declarar información reservada lo concerniente a los contratos de compra acordados entre el gobierno y las empresas farmacéuticas o proveedores de dosis.

El miembro de sociedad civil pidió en ese sentido tener dos cosas en mente y una de ellas es que las adquisiciones de inoculante se han realizado por medio de fondos del pueblo hondureño y de gestiones de préstamos del Estado con organismos internacionales.

“Es dinero de cada uno de los habitantes que vamos a terminar pagando todos los hondureños”, expresó el representante de ASJ a Radio América.

Madrid señaló que las normas y procedimientos establecidos para las compras de vacunas mediante reformas a la Ley y la observancia a otros procedimientos administrativos “no pueden estar por encima” de las disposiciones realizadas por casas farmacéuticas o laboratorios privados.

En ese sentido dijo estar claro que existen ciertas cláusulas en los contratos de adquisición en donde no se puede dar a conocer la fórmula de la vacuna y otros requisitos por temas de competencia.

“Pero las reservas se deben quedar hasta ahí debido a que ya se avizora que las patentes de las vacunas van a ser liberadas a nivel mundial”, expresó.

El dictamen presentado por el secretario de la presidencia Abraham Alvarenga Urbina detalla que la información reservada tendrá vigencia por un plazo que no exceda el termino de los 10 años.

En torno a eso manifestó que “no se puede reservar” dicha información por tanto tiempo en virtud que el pueblo hondureño debe conocer cuál fue el procedimiento que se siguió para la compra de vacunas.

“Es un derecho y son fondos del Estado de Honduras, por tanto, esa particularidad no puede estar por encima de cualquier otro derecho”, insistió.