Mi pareja tiene más apetito sexual, ¡yo no tanto!

0
1935
Imagen de referencia, Hay parejas donde uno tiene más deseo sexual que el otro ¿Qué se puede hacer? Fuente: Vix.com

En muchas ocasiones hay parejas donde uno tiene más deseo sexual que el otro, causando problemas, es por eso que te ayudamos a encontrar un equilibrio y sobre todo a que tu relación siga a flote a continuación presentamos soluciones para mejorar esta situación.

No tomárselo personal

Las diferencias en los apetitos sexuales entre las parejas son muy comunes, es importante recordar que la falta de interés de la otra persona probablemente no se trata de uno, de qué tan atractivos somos o de nuestras cualidades como seres humanos. Hay que tomar en cuenta que puede ser un asunto de deficiencias hormonales u otros problemas físicos, o sentimientos que la persona tiene sobre sí misma, lo importante es tener empatía

 Soltarse de la cláusula 22

Para un hombre cuya pareja está menos interesada en el sexo, empieza a prestarle atención a la amistad esto significa hacer las cosas que les importan, hace cosas como pareja, dividirse mejor las labores de la casa, estar más disponible, preguntar sobre su día, las pequeñas cosas también cuentan, al mostrar el afecto a través de actos aleatorios de amabilidad probablemente querrá activarse sexualmente al mismo tiempo que tú. Así que puedes no hacer las cosas que ella quiere por enojo, o librarte de la Cláusula 22 y ser amoroso. Haz el experimento a ver qué pasa.

Si es al contrario y eres una mujer con muchas ganas y tu pareja no, ¿Por qué no intentar algo distinto? Puede que te sientas lastimada, rechazada o poco sexy cuando tu pareja es apática, pero no seas crítica; se amable y halagadora. Hazle saber a tu esposo que hizo algo bien cada que lo haga.

Enfocarse en lo que funciona

¿Han habido momentos en el matrimonio en el que la vida sexual era más pasional?, examinen su matrimonio más allá del principio. Pregúntense, «¿Qué era distinto en el momento en el que mi pareja estaba más interesada en el sexo?» Vean si se pueden replicar alguna de esas condiciones. Y luego repítanlas.

Caricias afectuosas sin pensar que el sexo es inminente

Muchas mujeres dicen que los hombres son incapaces de abrazarlas o tomarlas de la mano sin deslizar sus manos por sus cuerpos. Ya que muchas mujeres tienen una fuerte necesidad de afecto sin tonos sexuales, se molestan cuando cada toque se convierte en una antesala para el sexo, para que esto no suceda intenta ser afectuoso y detenerte ahí. Tu pareja lo agradecerá. Puede preguntarse qué te está pasando. Y eso es exactamente lo que quieres, romper los patrones que no son productivos. Cuando empieces a hacer cosas que toquen su alma, se sentirá más dispuesta a dejarte tocar su cuerpo.

Masturbarse

Si sus apetitos sexuales son tan dispares, es normal y tienes que aceptarlo Siempre que la otra persona esté haciendo un esfuerzo para entender y cuidar de tus necesidades, necesitas aceptar sus diferencias y encargarte de ti mismo ocasionalmente sin sentir resentimiento, es poco razonable esperar que la otra persona se encargue de cada uno de tus deseos. Necesitas responsabilizarte por satisfacer tus propias necesidades de vez en cuando.

Aceptar el regalo del amor

En lugar de sentirte insultado o incómodo, acepta este regalo de amor, en las buenas relaciones la gente hace cosas por su pareja todo el tiempo, cosas que probablemente no son lo que quisieran hacer en ese momento. Permitirle a tu pareja mostrar su amor siendo sexual, aunque no fuera lo que quería hacer en ese momento, acepta el regalo y aprécialo las buenas relaciones están construidas sobre este tipo de afecto.

Respetar los requisitos sexuales de la otra persona

Esta es una muy buena sugerencia de la Doctora Pat Love: Cuando una pareja con un deseo sexual bajo le dice a su pareja las condiciones que necesita tener para tener o disfrutar el sexo, la pareja con mayor deseo sexual con frecuencia no entiende o acepta las solicitudes de manera literal. Por ejemplo, si una esposa le dice a su esposo que prefiere hacer el amor en la noche y no en la mañana, el esposo podría pensar que solo está poniendo pretextos. (Para la mayoría de los hombres, la testosterona está en su punto más alto entre las 7 y las 8 de la mañana, la testosterona de las mujeres está en sus niveles más altos en las tardes), puede que sea difícil creer esto porque tú estás listo para hacerlo todo el tiempo, pero tu pareja podría realmente necesitar que las cosas sean de cierta manera para sentirse relajada, cómoda y caliente. Tanto como sea posible, intenta honrar estas solicitudes y no desacreditar a tu pareja cuando te cuente sobre ellas.

Si todo falla, honestidad

No culpes ni critiques. Solo explica con calma que, debido a las diferencias en sus apetitos sexuales, estás tan infeliz que estás considerando hacer algo que realmente no quieres hacer. Dile todo lo que estás pensando. Aclara que no es una amenaza, sino que estás tan desesperado que no sabes qué más hacer. Pídele a tu pareja que busque ayuda una vez más y luego espera a ver qué pasa.

Fuente: psychologytoday