¿Dónde están los 7 millones 242 mil lempiras que otorgó el CNE a Luis Zelaya y a Octavio Pineda, en las elecciones Primarias?

0
379

Tegucigalpa.-A través de una nota enviada por el ex secretario del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL), Octavio Pindeda al Consejo Nacional Electoral, en la que solicita que del anticipo al pago de la deuda política se cobren el dinero que vía transferencia le entregaron al PL para las elecciones internas.

Son dos los fondos que trasladó el CNE al CCEPL y que no han sido liquidados, el primero es de Lps. 5,642,000 para transporte y traslado de maletas y otro de Lps. 1,600,000 para las comisiones electorales.

En la misma nota enviada por Pineda el nueve de abril del 2021, explica que estos fondos no serán entregados o pagados a quienes correspondía (movimientos internos y comisiones electorales) por qué no cuentan con un reglamento de liquidación.

Lo extraño es que en la misma nota Octavio Pineda le solicita al CNE que del dinero que a ellos les trasladaron, como no se va liquidar se los cobren del primer desembolso de la deuda política del Partido Liberal.

Cabe señalar que las ex autoridades del CCEPL no explican en qué gastaron el dinero que les traslado el CNE, ni tampoco presentaron un informe de estos gastos.

Por su parte el ex presidente del Partido Liberal, Luis Zelaya solicitó una prórroga de tiempo para hacer la liquidación de los fondos entregados por el CNE aduciendo que aún hay movimientos en la cuenta bancaria.

También admite que los fondos a liquidar corresponden a los gastos para la asistencia técnica y financiera de la comisión nacional electoral del Partido Liberal.

Entre la nota de Octavio Pineda y Luis Zelaya hay un par de contradicciones, por ejemplo, Zelaya admite qué se usaron los fondos y Pineda dice que por falta de un reglamento no se entregaron, Zelaya acepta que se deben liquidar los fondos que les entregaron y Pineda solicita que se deduzcan de la deuda política que recibirá el PL sin dar mayores explicaciones.

Amabas notos fueron hechas en fechas distintas, la de Zelaya el 5 de abril y la de Pineda cuatro días más tarde, pero con bases y fundamentos completamente distintos.