Las deportaciones de salvadoreños caen un 59 %, pero pandemia no las detiene

0
103
Los departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional, escribió Kelly, "se sustentaron en un sólo artículo de prensa que ni siquiera enfoca directamente el criterio clave en cuestión: la probabilidad de un incremento grande y rápido en el número de personas buscando asilo". EFE/DAVID MAUNG/ Archivo

San Salvador, 12 ago (EFE).- La cifra de salvadoreños deportados durante el primer semestre de 2020, principalmente desde Estados Unidos y México, bajó aproximadamente un 59 % en comparación con el mismo período de 2019, según datos consultados por Efe este miércoles.

De acuerdo con las cifras de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), adscrita al Ministerio de Seguridad, entre enero y junio pasado fueron deportados al menos 7.460 personas, frente a las 18.180 computadas en el primer semestre de 2019.

Las cifras indican que la deportación de salvadoreños continuó, pese a la emergencia sanitaria generada por la COVID-19 que obligó al país centroamericano a cerrar su aeropuerto y fronteras terrestres.

No obstante, el país comenzó a registrar una marcada caída en la cifra de deportados desde abril, cuando se computaron 570 retornos y siguieron mayo con 539 y junio con 394.

Solo junio, al compararse con el mismo mes de 2019, computó una caída de la cifra de personas retornadas de aproximadamente el 92 %.

En este primer semestre de 2020 la mayoría de deportaciones se dieron por vía aérea con 5.795 casos, mientras que la terrestre acumuló 1.665, la gran mayoría registrados entre enero y febrero, dado que en el segundo trimestre únicamente se registró una llegada.

Según datos de la Dirección de Información y Análisis (DIA), también del Ministerio de Seguridad, las repatriaciones desde Estados Unidos, cuyo Gobierno es cercano a la Administración de Nayib Bukele en El Salvador, deportó a 4.908 personas y México a 1.664.

Ambos países suman 6.572 casos, que representan el 88 % de los retornos migrantes irregulares a El Salvador.

La DIA indica que 4.066 personas decidieron migrar sin documentos por factores económicos, 1.111 para reunificar su familia y 982 por motivos de inseguridad.

De acuerdo con diversas fuentes consultadas por Efe, los traficantes o «coyotes» en El Salvador forman redes con otros en el Triángulo Norte de Centroamérica, que completan Honduras y Guatemala, y trabajan bajo la venia de los cárteles de droga en territorio mexicano en su ruta a Estados Unidos.

Expertos salvadoreños en temas migratorios sostienen que las personas retornadas son vulnerables a los efectos económicos que ha generado la pandemia. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here