La Navidad es Jesús y no puede quedar secuestrada por el consumismo, señala el cardenal Rodríguez

0
293

Tegucigalpa.- Todos debemos abrir nuestros corazones a Jesús, esa luz interior de aquel que ha dicho yo soy el camino, la verdad y la vida, y tener presente que la Navidad es Jesús, dijo el cardenal Óscar Andrés Rodríguez.

El purpurado, dijo que “recordemos que no hay Navidad sin Jesús, la Navidad no puede (…) quedar secuestrada por el consumismo, la Navidad no es una cena de lujo, ni de regalos, la Navidad es Jesús”.

El arzobispo de Tegucigalpa , enfatizó que se necesita que el Niño Jesús que nace en la Navidad transforme el corazón de las personas, para que reine la paz en la sociedad, “porque los cristianos no podemos ser simples espectadores. Necesitamos ser cada día más solidarios con quienes sufren la injusticia y la violencia en esta tierra”.

El líder religioso manifestó que ojalá en esta Navidad no ocurra lo que sucedió en Belén que no había sitio para la Sagrada Familia, y que haya espacio en todos los corazones para recibir al Salvador que muchas veces no encuentra lugar en varios ambitos de la sociedad.

Dios tiene predilección por los más pequeños

Dios tiene predilección por los más pequeños y los más pobres, los desposeídos, continuó el cardenal.

Seguidamente dijo que “hoy queremos darle gracias a Dios por todos los niños de Honduras, por todos los niños que vienen a este mundo llenos de amor, de ese amor, que Cristo nos trajo para que reine en las familias, para que reine en la sociedad”.

Pero dijo que es tiempo propicio para recordar y pedir por todos los niños que han muerto víctimas de la violencia o víctima de ese crimen del aborto.

Es importante tener presente que “hoy les ha nacido un Salvador, en esta noche el tiempo se abre a la eternidad porque el Señor Jesús ha nacido entre nosotros y con su nacimiento ha hecho del tiempo un hoy de salvación”.

Recibir al Niño Dios es el camino a la paz

El máximo líder de la iglesia católica de Honduras, remarcó que Dios es amor y el amor de Dios nos abraza y con el nacimiento de Cristo ha revelado a los humanos el camino de la paz.

“Por eso en esta noche santa le pedimos al Señor, ayúdanos a ser hombres y mujeres de paz, constructores de paz que hoy podamos decirle al Señor te recibimos Señor con alegría. Que tú estrella Señor Jesús alumbre la oscuridad del mundo y encienda de nuevo en nosotros la luz de la esperanza, la luz del amor, Feliz Navidad para todos”, concluyó.