La Alianza para la Prosperidad acuerda en Panamá promover más competitividad e inversiones

0
610

Tegucigalpa.- Funcionarios de los 12 países miembros de la Alianza para la Prosperidad, una iniciativa lanzada en 2022 por Estados Unidos, acordaron promover una mayor competitividad económica, inversiones de calidad, e integración durante un encuentro celebrado en Panamá, informó la Embajada estadounidense.

La embajadora Lisa Kubiske, la oficial de mayor jerarquía que representa a EE.UU. en la Alianza, y Kevin Sullivan, subsecretario adjunto de la Oficina de Asuntos para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, encabezaron la delegación estadounidense en esta cita, que se celebró el jueves, dijo un comunicado de la delegación diplomática.

La viceministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Yill Otero, junto a la delegación estadounidense, lideraron las conversaciones, que se centraron en los resultados a corto y largo plazo de ocho grupos de trabajo, entre ellos emprendimiento, desarrollo de una fuerza de trabajo digital y uso del hidrógeno como energía limpia.

También se analizó el progreso de los grupos de trabajo relativos al estado de derecho, desarrollo de infraestructuras de salud sostenibles, producción de alimentos sostenible, agua y sanidad básica, y políticas relativas al espacio exterior.

«Los oficiales del Consejo de Asuntos Exteriores igualmente se prepararon para elaborar reportes a sus respectivos ministros acerca del progreso de nuestra agenda de prosperidad», agregó el comunicado oficial.

Los países fundadores de la Alianza para la Prosperidad son Barbados, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, México, Panamá, Perú, Estados Unidos y Uruguay.

El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció en junio de 2022, en el marco de la Cumbre de las Américas de Los Ángeles, la Alianza para la Prosperidad Económica en las Américas o la ‘Alianza de las Américas’, que establece una ruta para abordar la desigualdad económica, fomentar la integración económica regional y buenos empleos, así como restaurar la fe en la democracia al ayudar a la clase trabajadora en toda la región, indica el Departamento de Estado estadounidense.

Esa iniciativa busca también fortalecer las cadenas de suministros en la región y cuenta con inversión privada en asociación con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). EFE