Julieta Castellanos advierte que la publicación del decreto oficializando la adhesión al CAF solo aumentará las confrontaciones en el país

0
369

Tegucigalpa.- La exrectora Julieta Castellanos expresó su preocupación ante la falta de consensos en torno a la la publicación del decreto en el Diario Oficial La Gaceta, la cual ratifica la adhesión de Honduras a la Corporación Andina de Fomento (CAF).

Según sus declaraciones, el primer paso para cumplir con la cuota de adhesión es conseguir los fondos necesarios. La pregunta que surge es: ¿de dónde saldrán esos fondos?

Castellanos señaló que el Congreso Nacional es el único órgano que puede modificar el presupuesto y asignar los fondos necesarios. Pero hasta el momento, no existen acuerdos ni consensos sobre cómo se destinarán estos recursos. Esta falta de acuerdo podría resultar en momentos de confrontación entre diferentes actores políticos y sociales.

Es relevante mencionar que el acta que aprobaba la adhesión a la CAF no alcanzó la mayoría simple de votos en el Parlamento hondureño durante la sesión ordinaria del pasado miércoles 12 de julio. Esta situación evidencia la falta de consensos y el ambiente de división en torno a este tema.

Ante esta realidad, Castellanos lamentó que el país haya optado por la confrontación en lugar de buscar soluciones a través del diálogo y los acuerdos. Esta situación, en su opinión, debilita la institucionalidad del país y resalta una falta de funcionamiento del estado de derecho en Honduras.

La adhesión a la CAF podría ser una oportunidad para el desarrollo y el fortalecimiento económico de Honduras. Sin embargo, para aprovecharla plenamente, se requiere una postura unificada y un esfuerzo conjunto para conseguir los recursos y diseñar una estrategia efectiva.

El camino hacia el progreso exige que se superen las divisiones y se busquen soluciones mediante el diálogo constructivo. Solo a través de consensos sólidos y una verdadera cooperación se podrá alcanzar un futuro próspero para Honduras.

Esperemos que en los próximos días se encuentren las vías para resolver este impase y que prevalezcan los intereses de la nación en busca de un bienestar común. La adhesión a la CAF es un asunto crucial para el país y requiere una actitud responsable y comprometida por parte de todos los involucrados.