Investigan muerte de un preso en una cárcel de Honduras por coronavirus

0
286
La jueza concluyó que se debe de realizar todas las pruebas de coronavirus a los privados de libertad, recluidos en El Pozo.

Tegucigalpa– Las autoridades de Honduras investigan la muerte de un preso presuntamente por coronavirus en una cárcel de máxima seguridad, informaron este martes fuentes oficiales.

La portavoz del Instituto Nacional Penitenciario, Digna Aguilar, dijo a los periodistas que el recluso, de 52 años, falleció el pasado 20 de abril, en la cárcel de Ilama, departamento de Santa Bárbara, en el occidente del país.

“El ahora occiso se encontraba viendo televisión con otros compañeros de módulo cuando se sintió mal y lo trasladaron hasta el área de la enfermería, pero ya iba sin signos vitales», explicó Aguilar.

Según el primer reporte de Medicina Forense, el recluso, cuyo nombre no precisaron las autoridades, murió de un infarto.

Sin embargo, Aguilar señaló que dos días después del deceso las autoridades sanitarias realizaron una toma de muestras de coronavirus a la víctima mortal, la cual dio positivo.

Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario conformaron una comisión para realizar junto a la Secretaría de Salud una investigación del caso, ya que el hombre nunca presentó ningún síntoma de la mortal enfermedad.

La portavoz aseguró que los privados de libertad no han recibido visitas desde mediados de marzo y que ninguno de los reclusos presenta síntomas de coronavirus.

Las autoridades hondureñas han procedido a realizar una toma masiva de muestras de la COVID-19 entre los reos para confirmar si alguno está infectado, añadió.

El país centroamericano registra hasta ahora 702 casos positivos de la COVID-19, 64 fallecidos y 73 recuperados, según cifras oficiales.

La ministra hondureña de Salud, Alba Consuelo Flores, dijo a periodistas que «aún debemos confirmar la información», por lo que han comenzado conversaciones con las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario para «verificar la causa del suceso».

Señaló además que de confirmarse la muerte por coronavirus «se intervendrá» la cárcel de Ilama, donde los reos están aislados y no se les permite ningún tipo de visitas, excepto de sus defensas cuando el caso lo amerite.

Por su parte, el viceministro hondureño de Salud, Roberto Cosenza, dijo a periodistas que las autoridades investigarán los nexos epidemiológicos del reo y con las personas que tuvo contacto.

«Vamos a proceder además a realizar pruebas de laboratorio que estuvieron en contacto con él y a tomar las medidas pertinentes dentro de la cárcel», explicó el funcionario. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here