Invest-H autorizó la compra de insumos médicos sobrevalorados que deja un perjuicio de más de L. 57.5 millones, según CNA

0
869
Consejo Nacional Anticorrupción (CNA)

Tegucigalpa- El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) presento este lunes su segundo informe de investigación en el proceso de compras durante la pandemia del COVID-19, en el que revela como Invest-Honduras habría autorizado la adquisición de insumos médicos a empresas que sobrevaloraron los precios durante la emergencia sanitaria.

Según la investigación del CNA, Invest-H autorizó la adquisición de mascarillas descartables y tapabocas N95, a través de las empresas que sobrevaloraron los precios en el marco de la emergencia del coronavirus.

“Generando un perjuicio al Estado hondureño de más de 57.5 millones de lempiras”, apunta el organismo anticorrupción.

Asimismo, detalla que en el proceso están involucradas dos empresas de carácter hondureño y una extranjera, a quienes se les autorizó proveer un millón de mascarillas descartables y 874 mil tapabocas N95.

“La primera empresa es la Distribuidora Comercial Hondureña S.A (Dicohonsa), a quien se le giro la orden de compra para entregar 250 mil mascarillas N95, esta empresa vendió cada mascarilla a 140 lempiras cada uno para un total de 35 millones de lempiras”, apunta.

Detalla que Invest-H decidió comprar insumos médicos a una empresa que cuya socia fue identificada con el nombre de María Alejandra Rápalo Ocón, a quien la relacionan con una ONG denominada Transformando Nuestra Nación, que según investigaciones del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) recibió fondos departamentales por el exdiputado de partido Vamos, Agusto Cruz Asencio.

La segunda empresa señalada por el CNA es Grupo GYT S.A de C.V, a quien se le compró 474 mil mascarillas N95 a 107 lempiras cada una, para un total de 50.8 millones de lempiras.

“El actual presidente de esa sociedad mercantil es el señor Juan José Lagos Romero, esposo de la actual diputada Waleska Zelaya, este grupo ha sido beneficiado con la adjudicación de contratos para la compra de papel membretado utilizado en las partidas de nacimiento del Registro Nacional de las Personas (RNP)”, menciona.

La tercera empresa es de origen extranjero identificada como Access Telecom, ubicada en Miami, Florida, propiedad de Abraham Albert Benhamu, a quien se le autorizó entregar 150 mil mascarillas N95 valorada cada unidad a 119 lempiras, para facturar un total de 17,9 millones de lempiras.

De igual forma, esta empresa fue facultada para dotar de un millón de mascarillas descartables a un precio de 22 lempiras cada una, mientras que el fideicomiso de la Secretaría de Salud (Sesal) las adquirió a 10 lempiras cada una en la misma fecha.

“Invest-H perjudico al Estado por esa compra por 12.3 millones de lempiras”, indica el CNA.