Iglesia católica mexicana reanuda las misas tras el cierre por pandemia

0
135
Feligreses acuden a una misa con las medidas sanitarias de la nueva normalidad. EFE/Archivo

México– Los fieles católicos de México volvieron este domingo a las iglesias tras meses de restricciones sanitarias al reabirirse los templos al culto presencial con eucaristías en memoria de los más de 43.000 muertos de la pandemia de coronavirus.

«Queremos compartir nuestra alegría de volver a la celebración con la presencia de fieles», aseguró el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de México, Salvador González Morales, en una rueda de prensa previa a la reapertura de la Catedral Metropolitana.

El obispo González señaló que las actividades religiosas presenciales se reanudarán de una manera «algo gradual» y que durante el proceso se tendrá mucho cuidado de mantener las condiciones sanitarias.

Por disposiciones de las autoridades sanitarias, las iglesias en México podrán tener actividad a partir de este domingo con una ocupación del 30 % y con diversas medidas sanitarias y de distancia entre los fieles.

En la Ciudad de México, las autoridades califican los riesgos de cada colonia o barrio según los casos de COVID-19 reportados y con base en estos determinan la apertura y los horarios de operación de los negocios.

«La situación en distintos puntos de la ciudad es diversa y por tanto la operación de las iglesias será diversa. Cada parroquia definirá sus horarios de acuerdo a las circunstancias sanitarias», comentó el obispo auxiliar.

MEDIDAS SANITARIAS

A la entrada de los templos se colocarán tapetes para desinfectar el calzado, a las personas se les tomará la temperatura y se pedirá el uso continuo de cubrebocas además de que una vez dentro deberán guardar una sana distancia, según las especificaciones establecidas.

El contacto físico será el menor posible por lo que las personas no podrán darse directamente el saludo de la paz y al momento de la comunión (eucaristía), el sacerdote les dará en sus manos la hostia para que ellos la lleven a la boca.

«La intención fundamental es evitar el contagio, daremos la comunicación en la mano, trataremos de traer cubrebocas para evitar cualquier tipo de contagio. La persona lo recibe en la mano. Están poco acostumbrados nuestros fieles, hay que ayudarlos», comentó el obispo González.

El obispo Ricardo Valenzuela, deán de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, explicó que se han preparado 100 espacios para fieles católicos durante las misas que se ofrecerán durante esta jornada dominical.

«Tenemos 100 lugares previstos con la sana distancia», explicó el obispo al señalar que antes de la pandemia registraban una participación de unos 30 fieles en la mañana y hasta 550 en las de mediodía y de media tarde, las más concurridas los domingos.

RESPONSABILIDAD DE LA IGLESIA

El obispo Salvador González aseguró que la Iglesia católica tiene muy clara su responsabilidad con las personas desde el inicio de la pandemia la cual es «hacer todo para cuidar al máximo la salud y seguridad de nuestros fieles».

Manifestó su preocupación ante la posibilidad de que los casos de coronavirus aumenten y que haya repuntes de la pandemia por lo que se tomarán todas las precauciones que se determinen con el semáforo epidemiológico determinado por las autoridades.

En este sentido, González reiteró que la iglesia ha promovido el uso del cubrebocas desde que comenzó la pandemia «porque entendemos que se trata de salvaguardar la salud, la integridad y el bien de los fieles. Hemos sido enfáticos en el llamado a la población a cuidarse», agregó.

HONRAR A LOS MUERTOS POR LA COVID-19

El obispo confirmó que las misas de este domingo serán dedicadas a honrar a los muertos de la pandemia de coronavirus, tal y como adelantó en un editorial el semanario Desde la Fe, órgano oficial de la iglesia mexicana.

«Las primeras Eucaristías que se celebren en este proceso de reapertura serán ofrecidas por los difuntos que fallecieron por el COVID-19», dijo el editorial de Desde la Fe.

La Secretaría de Salud de México ha reportado hasta el momento un total de 385.036 casos confirmados y 43.374 fallecimientos por la COVID-19 desde el inicio de la pandemia en febrero pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here