Honduras y la ONU trabajan en una estrategia conjunta contra la corrupción en el país

0
576
La Unodc, establecida en 1997, tiene como objetivo prevenir e impulsar la lucha contra el narcotráfico, la corrupción política, el lavado de dinero y otros delitos.

Washington (Estados Unidos) – El Gobierno de Honduras y la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (Unodc, en inglés) negocian abrir una oficina en el país antes de junio, dijo este jueves a Efe el viceministro de Seguridad hondureño, Luis Suazo.

«Hemos hablado de la apertura de una oficina de la Unodc en Tegucigalpa y tenemos la intención de que esa oficina esté abierta antes de que termine este primer semestre de este año», desveló Suazo, de visita en Washington.

Suazo explicó que el Ejecutivo hondureño ya ha «oficializado» su solicitud a la Unodc para que «acompañe» a las autoridades en la «construcción de una estrategia de combate a la corrupción».

«Lo que necesitamos nosotros es un esquema de acompañamientos que nos ayude a fortalecer nuestra institucionalidad», subrayó.

Las negociaciones entre la ONU y el Gobierno del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, comenzaron inmediatamente después de que expirara el pasado 19 de enero el mandato de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), que dependía de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La Maccih se instaló en Tegucigalpa en abril de 2016 tras un acuerdo entre Hernández y el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Suazo, que también ejerce como coordinador adjunto del Gabinete de Seguridad y Defensa de Honduras, enfatizó que Hernández está comprometido en la lucha contra la corrupción y aseguró que la segunda ciudad de Honduras, San Pedro Sula, la más violenta del mundo durante años, es ahora un lugar «vibrante».

Por otro lado, Suazo también respondió a preguntas sobre el arresto en Miami del hondureño Geovanny Daniel Fuentes Ramírez por tráfico de «toneladas» de cocaína como parte de una red supuestamente vinculada a Juan Antonio «Tony» Hernández, hermano del presidente hondureño y que en octubre fue hallado culpable de delitos de narcotráfico en una corte de Nueva York.

Suazo cuestionó la credibilidad de Fuentes Ramírez, que es quien había confesado a las autoridades estadounidenses que estaba haciendo negocios con «Tony» Hernández.

«Lo primero es decirle que esas alegaciones son cien por ciento falsas. La fuente de la información carece de credibilidad, son narcotraficantes confesos que eran los que estaban realmente haciendo todas las operaciones de tráfico de cocaína», aseveró-

Preguntado sobre el proceso que enfrenta el hermano del presidente en EE.UU., Suazo prefirió no hacer comentarios.

«Es un tema privado de la familia del presidente, es un tema muy duro para ellos. El hermano del presidente no es un funcionario de Honduras y por lo tanto yo no podría darle apreciaciones personales o del Gobierno sobre este tema, es un tema que está reservado a su familia», zanjó.

En octubre, «Tony» Hernández, que fue diputado en el Congreso hondureño entre 2014 y 2018, fue hallado culpable de narcotráfico, porte y uso de armas y de mentir a las autoridades, delitos por los que podría enfrentar cadena perpetua.

La fecha para su sentencia está fijada para el próximo 15 de abril. EFE